OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Ciudadanos sin papeles

Aún en nuestros días existe una franja creciente de población que se ve privada de los derechos que caracterizan la ciudadanía. La situación de los derechos y las libertades de las personas inmigrantes, los verdaderos extranjeros hoy, y en particular de las personas en situación administrativa irregular, en torno a un millón de personas, es desoladora. No se respetan ni los principios éticos mínimos, se manejan constantemente argumentos xenófobos y se violan numerosos derechos humanos.

El frágil avance que supuso inicialmente la aprobación de la Ley Orgánica de Extranjería 4/2000 ha quedado anulado por las posteriores reformas legislativas, y muy en particular por la más reciente Ley Orgánica 14/2003, de 20 de noviembre. Así se ha llegado a institucionalizar la discriminación y exclusión, pretendidamente justificadas por razón de la nacionalidad del sujeto administrado. Ni la persona ni sus derechos fundamentales cuentan cuando se trata de inmigración. Esa desconsideración afecta a derechos fundamentales económicos, sociales y culturales. Es, en definitiva, un estatuto de "apartheid legal", en el que las garantías jurídicas y derechos fundamentales quedan mermados hasta hacerlos irreconocibles, y en el que esos sujetos cuentan sólo como herramientas de trabajo, no como personas.

Por todo lo cual me sumo a muchas otras personas en el empeño de exigir ya de una vez la regularización inmediata de todos los inmigrantes que se encuentran en situación de irregularidad administrativa; el reconocimiento de la igualdad de trato con los nacionales, incluidos los derechos políticos para los residentes a partir de los tres años; y el respeto a la autonomía local prohibiendo del uso policial de los datos del padrón municipal y respetando el derecho fundamental a la vida privada y familiar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS