El Ayuntamiento de Marbella elude demandar ya a Jesús Gil

La primera teniente de alcalde de Marbella, Isabel García Marcos, señaló ayer que el Ayuntamiento se personará en el procedimiento de embargo preventivo dictado por el Tribunal de Cuentas contra Jesús Gil y otros seis ediles de su formación "cuando exista una resolución judicial". García Marcos respondió así a PP y PSOE, que reclaman que el Ayuntamiento demande a Jesús Gil y sus concejales por no justificar 87 millones de euros destinados por el Consistorio a diferentes sociedades entre los años 1991 a 1999.

"La liquidación del Tribunal de Cuentas es, de momento, provisional, todavía no está la fase definitiva y el Ayuntamiento lo único que puede hacer es colaborar activamente en que se depuren las máximas responsabilidades y se investigue todo en profundidad", insistió García.

"Después de que haya una resolución a la demanda presentada por la Fiscalía, que diga que somos parte perjudicada, entonces nos personaríamos como acusación particular y exigiríamos que se reintegrara el dinero que se considere oportuno", apuntó la edil expulsada del PSOE.

Mientras tanto el Partido Socialista invitó ayer al resto de la oposición y a los colectivos vecinales a que se unan a fin de "realizar actuaciones conjuntas" para reclamar las responsabilidades contables detectadas por el Tribunal de Cuentas. En el procedimiento están encausados además de Gil, el que fue su número dos, Pedro Román; Julián Muñoz, la ex concejal de Hacienda, Dolores Zurdo, y los ediles Rafael González, Marisa Alcalá y Antonio Luque, este último miembro del gobierno. La Sección de Enjuiciamiento ha decretado el embargo de sus bienes y sueldos por un total de 258 millones de euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS