El PSPV lleva al fiscal a una edil del PP de Alcoi por trato de favor

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alcoi ha requerido a la Fiscal de la Audiencia de Alicante que investigue si la concejal del PP, María Dolores Alba, pudo cometer alguna ilegalidad al participar en la aprobación de la ampliación de contrato a la empresa Impursa de cuyo consejo de administración es presidente su padre y en la que ella es secretaria del consejo de administración.

Amando Vilaplana, portavoz del grupo municipal socialista, advirtió ayer de que con esta denuncia no se cuestiona la adjudicación de la contratación de la colocación de paneles informativos a Impursa, que considera lícita, sino la compatibilidad de la concejal del PP para tomar parte en la decisión de ampliación del contrato en octubre de 2003. El portavoz socialista aseguró que la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas señala como motivo de abstención en una contratación el parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o la afinidad dentro del segundo, condiciones que reúne la concejal María Dolores Alba respecto a Impursa, según Vilaplana.

Termómetros urbanos

El grupo municipal socialista añadirá a la investigación del Fiscal la posible irregularidad que pudo haber cometido María Dolores Alba en su participación directa en la contratación de los termómetros urbanos en julio de 2001 también a la empresa Impursa, en la que además de participar en la votación tramitó el expediente. Vilaplana reclamó por ello al alcalde de Alcoi que cesara esta concejal que ostenta la delegación de Hacienda en la presente legislatura.

María Dolores Alba, que ayer compareció ante los periodistas tres días después de la difusión de la denuncia, trató de echar balones fuera y salió en defensa de la honorabilidad de la empresa de la que su padre es presidente del consejo de administración. La edil no explicó por qué no se ausentó en la comisión de gobierno en la que se aprobó en octubre de 2003 la ampliación del contrato a la empresa Impursa, aunque aseguró que entonces su voto ni fue decisorio ni vinculante.

La concejal del PP, en un tono muy nervioso, tachó a Amando Vilaplana de "ignorante, mentiroso e hipócrita" por haber puesto en duda la honorabilidad de la empresa Impursa, que según señaló la edil, tiene contratos con algo más de 30 ayuntamientos de distintos signos políticos en el conjunto de la Comunidad Valenciana y de otras regiones, entre ellas Cataluña. Alba acusó al anterior gobierno municipal, en manos del PSPV, de no haber facilitado el asentamiento y el desarrollo de esta empresa en la población de Alcoi al no ofrecer los 5.000 metros cuadrados de suelo que precisaba para construir la fabrica. Ante la negativa del Ayuntamiento de Alcoi la firma optó por ubicarse en el término municipal de San Vicente del Raspeig.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS