Cuba destituye a su ministro de Turismo sin explicar los motivos

Un escándalo sacudió al sector en diciembre

El ministro cubano de Turismo, Ibrahím Ferradaz, fue cesado ayer por el Gobierno de Fidel Castro sin explicar los motivos de la separación de su cargo. En su lugar fue nombrado Manuel Marrero, de 40 años, quien hasta ahora presidía la corporación turística Gaviota, una empresa de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que controla alrededor del 15% de las 40.000 habitaciones dedicadas al turismo internacional en la isla.

El diario Granma informó ayer en una breve nota que Ferradaz fue "liberado de sus funciones" y que "le serán asignadas otras responsabilidades", sin especificar cuáles ni cuándo. Ferradaz fue ministro de Inversiones Extranjeras entre 1995 y 1999, cuando pasó a ocuparse del sector turístico. El pasado mes de diciembre, los principales cargos directivos de Cubanacan, el grupo turístico estatal cubano más importante, fueron cesados por "graves errores" y "falta de exigencia y control". Las autoridades negaron que se tratara de un asunto de corrupción.

El cambio ministerial sorprendió por coincidir con un reciente informe oficial que destacó la recuperación del sector turístico el año pasado. En ese periodo, el crecimiento estimado en el número de visitantes fue superior al 12%, se llegó a la cifra récord de 1,9 millones de visitantes y el aumento de los ingresos turísticos fue del 16%, superándose los 2.000 millones de dólares de ingresos brutos, según datos oficiales.

Según Granma, Marrero, de profesión arquitecto y vinculado a las FAR, ocupó diversas responsabilidades en el sector turístico, en "la gerencia de instalaciones hoteleras y la jefatura de estructuras territoriales de dirección".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS