Absuelta la edil del PP en Las Rozas acusada de tráfico de influencias

La Audiencia Provincial de Madrid absolvió ayer a la concejal de Servicios Sociales de Las Rozas de Madrid Isabel Montero (PP), juzgada por un delito de tráfico de influencias que, según el fiscal, había cometido en 1997 al favorecer a su sobrina en la adjudicación de una ludoteca.

La audiencia absolvió a la edil tras conocer el veredicto del jurado, que, por una mayoría de seis a tres, halló no culpable a Montero -para quien el fiscal pedía seis meses de cárcel, cuatro años de inhabilitación y 24.040 euros de multa- al estimar no probado que la edil informara a favor de la empresa de su sobrina y ocultara deliberadamente su relación familiar a la comisión de Gobierno municipal que debía tomar la decisión.

Montero, quien rompió a llorar al conocer el veredicto del jurado, es el primer cargo público que es juzgado por un jurado popular en la Audiencia de Madrid desde la implantación de esta institución. Los hechos ocurrieron en abril de 1997, cuando el Ayuntamiento de Las Rozas adjudicó a la empresa Caracoles, de la que formaba parte la sobrina de la edil, el servicio de ludoteca del Consistorio, contrato valorado en 24.040 euros.

Según el fiscal, la edil, en su calidad de responsable de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, realizó un informe favorable a esa adjudicación y ocultó a los miembros de la comisión encargada de decidir que su sobrina estaba interesada en el proyecto. El jurado considera que ese hecho no fue probado.

La edil mantiene la responsabilidad de Servicios Sociales y es quinta teniente de alcalde.Durante el juicio, se declaró inocente y achacó la denuncia a una "venganza" de las antiguas adjudicatarias de la ludoteca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS