OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

En defensa del esperanto

Soy panameño residente en Boston, Estados Unidos. En el artículo Sin cables, sin rollos, de Eduardo Verdú, se publica el siguiente texto: "Sin embargo, a los críos nos apuntaron a academias de informática para aprender un lenguaje que, como el esperanto, se ha demostrado improductivo".

Permítame decirle que el señor Verdú yerra cuando dice que el esperanto es "improductivo". Actualmente, más de un millón de personas lo hablan, más de mil familias lo usan diariamente en sus hogares como primer idioma y miles de libros cada año se publican en este idioma. Verdaderas joyas de la poesía y la prosa se han escrito directamente en esperanto, y se han traducido a otros idiomas.

Valdría la pena que su diario se comprometa con la verdad en lo que respecta al esperanto, pues no es la primera vez que aparece en sus páginas un comentario tan falso como ofensivo contra este idioma, que es una maravilla de lógica y una obra de arte.

En un artículo de Eduardo Verdú, hablando sobre informática, se decía que el esperanto "se ha demostrado improductivo". Es una opinión como otra cualquiera. La demostración y la improductividad están por ver. Hoy, miles de personas utilizan ese idioma por diversos medios. Otros miles lo aprenden.

No es mi opinión: cualquiera que mire en Google la palabra "esperanto" encontrará casi un millón de páginas. Sin embargo, el papanatismo cultural de la sociedad de masas verá inglés, sólo inglés. Mucha gente menciona el esperanto. Muchos hablan incluso de él. Sin tener ni idea.

José María Salguero Rodríguez. Don Benito, Badajoz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS