Empleo alerta de que la población activa bajará en 100.000 personas en siete años

Dentro de apenas siete años, en el año 2010, la población madrileña en edad de trabajar habrá descendido en 100.000 personas con respecto a la actual, según reveló ayer el consejero de Empleo y Mujer, Juan José Güemes, al término de una reunión con la junta directiva de la CEIM-Confederación Empresarial de Madrid. En el encuentro, de más de dos horas de duración, el consejero y su equipo analizaron con los representantes de los empresarios la situación económica de Madrid desde la perspectiva del mercado laboral.

"Necesitamos hacer un esfuerzo en aumentar la tasa de ocupación de las mujeres; prolongar la vida laboral y mejorar la formación de los nuevos contingentes de inmigrantes porque la población en edad de trabajar va a disminuir los próximos años en 100.000 personas. Esto da una idea del déficit que hay en Madrid en recursos humanos", afirmó Güemes. El consejero explicó que ese dato es un reflejo de la pirámide de población actual y las proyecciones demográficas.

El presidente de CEIM, Gerardo Díaz Ferrán, coincidió con Güemes en la necesidad de aumentar el número de mujeres que se incorporan al mercado de trabajo. Actualmente en Madrid trabaja el 53% de las mujeres que tienen entre 16 y 64 años, mientras que la ocupación laboral de los hombres llega al 77,3%.

Ese porcentaje, sin embargo,desciende hasta el 48% entre los varones que tienen de 60 a 64 años. Un dato que refleja claramente el impacto de las medidas de jubilación anticipada, ya que en la franja de edad de cinco años menos (de 55 a 59 años) trabaja el 78,6% de los hombres. En las mujeres mayores de 60 años los niveles de ocupación no llegan al 16%. "Las prejubilaciones se han incentivado incluso con recursos públicos, pero hoy no podemos permitirnos el lujo de prescindir de personas con experiencia y capacidad", explicó Güemes.

Formación

"La fotografía que muestra la pirámide de población muestra que en los próximos siete años es aconsejable que se produzcan flujos migratorios hacia Madrid. Pero la incorporación de ese colectivo al empleo de calidad exige un esfuerzo importante en formación", concluyó el consejero.

En relación con la entrada de inmigrantes, el sindicato UGT denunció ayer que la contratación en origen de ciudadanos extranjeros "no funciona": del contingente autorizado para 2003 sólo se ha empleado al 31,27% de los trabajadores previstos. De los 2.558 inmigrantes autorizados por el Consejo de Ministros (CEIM solicitó 3.262) para Madrid sólo han llegado 614 trabajadores, más otros 186 pendientes de procesos de selección en origen. De los puestos autorizados, 560 (el 70% del contingente) es para hostelería y 179 (un 22%) para comercio. Una sola empresa de hostelería, con 493 contratados, acapara el 61% del contingente para Madrid en 2003.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS