ELECCIONES 2004 | Andalucía

El estancamiento del gasto en I+D amplía la brecha

Los analistas y los políticos coinciden en el diagnóstico: el escaso gasto en investigación y desarrollo es uno de los puntos débiles de la economía andaluza. En los últimos años, la Junta ha diseñado nuevas políticas para abordar esta cuestión, hasta ahora sin resultados. El gasto en I+D (585 millones de euros) significó en 2002 un 0,62% del PIB andaluz, el mismo peso que tenía tres años antes. En este periodo, España ha superado por primera vez el 1% y la UE se encamina al 2%. Andalucía tampoco ha podido modificar la estructura básica de su gasto en I+D: dos tercios de ese gasto corresponde al sector público. En las empresas andaluzas, la inversión en I+D apenas supone un 5% de lo que se gasta en el sector privado español.

Más información
Martínez cree que Chaves se preocupa sólo por Zapatero y critica su campaña

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS