El Tambaix revisará su sistema de señalización tras padecer tres accidentes

La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) revisará la señalización del Trambaix -el tranvía del Llobregat- y, si es necesario, retrasará su puesta en marcha, prevista para finales de marzo, después de los tres accidentes en los que se ha visto implicado el tranvía. Francesc Ventura, responsable de la ATM, explicó ayer que el Trambaix está funcionando en periodo de pruebas y que se ha de hacer un ejercicio de aprendizaje para un correcto ensamblaje entre el tranvía y el resto de medios de transporte.

De momento, la ATM revisará la señalización semafórica y la vertical de todos los cruces por donde circula el tranvía y, si es necesario, retrasará la entrada en servicio del Trambaix para asegurarse de que la señalización es correcta y tratar de evitar accidentes. El próximo lunes Tramvia Metropolità entregará el Trambaix a la ATM, que es la encargada de explotar el servicio y de decidir la fecha de la entrada en funcionamiento.

El último de los accidentes del tranvía se produjo ayer cuando un convoy del Trambaix colisionó con un turismo en la avenida Diagonal de Barcelona en el cruce con la calle de Entença. Un turismo que circulaba por el lateral de la avenida -lado mar- en dirección a la plaza de Francesc Macià quiso girar a la izquierda por Entença. El turismo quería incorporarse a uno de los carriles centrales de la avenida, algo que está prohibido desde que circula el tranvía en fase de pruebas.

El vehículo no hizo caso de dos discos de dirección obligatoria y de las señales pintadas en la calzada, y se paró en la plataforma del tranvía, que lo embistió, aunque sólo se produjeron daños materiales. El jueves por la noche otro convoy colisionó con un vehículo en L'Hospitalet de Llobregat.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS