Apoyo contra el desahucio

Emilio Carrillo aprovechó la presentación del balance del nuevo PGOU para anunciar la creación de la Oficina Técnica de Apoyo a los Inquilinos en Situaciones de Abuso (OTAISA).

La oficina, que depende la la Gerencia de Urbanismo, se pondrá en marcha a partir del próximo miércoles. OTAISA actuará "con toda la contundencia que permite la ley en respuesta a la manipulación que los inquilinos están sufriendo por parte de propietarios desalmados", según Carillo. El concejal socialista señaló que la oficina, que ya ha detectado 22 casos, tendrá "dos líneas de actuación". Por un lado, actuará de oficio, sin necesidad que lo requieran, y por otro a instancias de parte cuando un inquilino, un familiar o cualquier ciudadano denuncie un caso.

Carrillo anunció también que el Ayuntamiento pretende convertirse en "intermediario" entre los inquilinos y los propietarios. Y señaló que si de los edificios se encuentran en ruinas por la "dejadez" del propietario, el consistorio los rehabilitará aunque luego pasará los gastos a los propietarios.

Con esta medida el concejal de urbanismo espera que disminuyan las solicitudes de declaración de edificios en ruinas y que los propietarios "cumplan con la obligación de mantener los inmuebles". También la oficina de apoyo tendrá competencia juridica y técnica para expropiar los inmuebles cuando el propietario incumpla una y otra vez los mandatos de rahabilitación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS