Entrevista:WOLF MICHAEL IWAND | Director ejecutivo de medio ambiente de TUI | FÓRUM DE BARCELONA | Diálogos

"Los hoteles catalanes, salvo excepciones, son poco innovadores"

Los mayoristas de viajes extranjeros han sido criticados por los ayuntamientos del litoral catalán, que les acusan de exigir precios más bajos y más calidad. También han protestado los ecologistas, que consideran que han sido unos de los causantes del deterioro de los municipios costeros al promover el turismo de masas. El director ejecutivo de medio ambiente del operador alemán TUI -la mayor mediadora del mundo-,Wolf Michael Iwand, ha participado en el diálogo sobre turismo para advertir al sector que los mayoristas buscan destinos innovadores y respetuosos con el medio ambiente.

Pregunta. ¿De verdad se guían por la calidad y no por los precios?

Respuesta. Tenemos más de 20 millones de clientes. Tenemos la responsabilidad de educar a cientos de hoteleros para que piensen en los costes medioambientales. No exigimos a los gobiernos que promuevan medidas sostenibles, sino que nos encargamos de ello a través de un control anual de los establecimientos que contratamos para ver si mejoran o no.

"No tenemos nada en contra de la 'ecotasa', pero los clientes deciden. En Túnez no se paga"

P. ¿Y si empeoran rescinden el contrato?

R. No presionamos para que efectúen cambios de inmediato, porque se requiere tiempo. Los empresarios han de tener en cuenta que los turistas tienen cada vez más conciencia sobre esta materia.

P. ¿No son los turistas quienes degradan el medio?

R. La responsabilidad primera siempre es de la autoridad local. Los viajeros no son su invitado particular, sino clientes que buscan buenas infraestructuras, seguridad alimentaria, un servicio amable, playas cuidadas...

P.Pero los municipios afirman que no tienen suficientes recursos.

R. Por supuesto. Lo que sucede es que en ocasiones nos comentan que el turista debe pagar por estos servicios. ¡Como si no lo hiciera! Los ayuntamientos no dan servicios porque sean generosos, sino porque los turistas los pagan a través de su consumo.

P. Están contra la ecotasa.

R. Claro, pero sólo porque se aplicó sin pensar en las consecuencias. No tenemos nada en contra de la idea, que tiene buenas razones, pero los clientes deciden. En Túnez, por ejemplo, no se paga.

P. ¿Cuál es la calidad de los hoteles catalanes?

R. Son poco innovadores, con la excepción de Barcelona, Sitges y Lloret de Mar, aunque hay consistorios con las ideas muy aventajadas respecto al resto, Si se quiere satisfacer a los turistas es necesario invertir e investigar en lo que quiere cada mercado emisor.

P. El alcalde de Lloret ha criticado que los operadores británicos llevarán sus clientes a otros destinos más baratos.

R.Si lo han hecho es porque los clientes no piden que se contrate la Costa Brava por alguna razón. Los mayoristas son empresas, y Croacia, Bulgaria o Estonia ofrecen precios más competitivos.

P. ¿La Costa Brava lo tiene todo perdido?

R. En absoluto, porque el paisaje sigue siendo espléndido. Si ahora bajamos los precios es porque queremos seguir trabajando con sus hoteleros. Los operadores somos los primeros interesados en mantener unas tarifas altas, puesto que ganamos más, pero hay otros destinos más competitivos. La Costa Brava debe promover valores como su paisaje y sus tradiciones, porque se enfrenta a un riesgo considerable si no se generan ideas innovadoras. Deberían seguir el ejemplo de Barcelona, que se ha transformado en una ciudad con un gran atractivo y que sabe inventar. Si la costa catalana se promocionara junto a la ciudad, quizá la demanda sería más alta.

P. Se les acusa de promover la masificación del litoral catalán.

R. Es cierto que hay un crecimiento desmesurado, pero no nos interesa nada. La sobreoferta se traduce en una menor ocupación y en menos beneficios, una reducción de la plantilla, peores servicios... Los destinos deben poner freno a este proceso.

P. ¿Y cómo se consigue?

R. A través de la participación ciudadana y la Agenda Local 21. La población debe ser la que elija cuántos turistas quiere que lleguen y cuáles deben ser los límites del crecimiento de la población.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS