Crónica:Atenas 2004 | HOCKEY SOBRE HIERBA, BALONCESTO Y WATERPOLO
Crónica
Texto informativo con interpretación

Chasco frente a unas 'Goliath'

Las españolas no logran contrarrestar la altura de las brasileñas, muy superiores en el rebote

Más altas y con una auténtica estrella del baloncesto mundial, Janeth Arcain, las brasileñas se zafaron del acoso y derribo al que se dedicó con ahínco y hasta la extenuación el equipo español. Durante muchas fases mantuvo España fundamentadas esperanzas de superar el escollo ante un rival con tan buenas jugadoras como credenciales: fue tercero en Sidney y segundo en Atlanta.

Después de haber mantenido el tipo durante 39 minutos, si bien es cierto que la mayor parte del tiempo desgantándose y peleando por rebajar escasas desventajas, el equipo español consiguió empatar a 59 puntos. Faltaba poco más de un minuto. Se abría la esperanza de mantener el sello que le ha distinguido durante las últimas épocas, su capacidad para sufrir lo indecible y para remontar marcadores adversos como el que habían logrado poner las brasileñas poco antes (52-57). Pero esta vez España no estuvo acertada en los últimos compases del encuentro y contempló cómo Janeth Arcain fusilaba desde la línea de tiros libres. 27 puntos sumó la escolta brasileña sin que la defensa española pudiera hacer nada por evitarlo.

ESPAÑA 63 - BRASIL67

España: Palau (6), Fernández (16), Valdemoro (7), Pons (4), Cebrián (9) -cinco inicial-; Sánchez (12), Martínez (3), Ferragut (3), Pascua (3) y García (0).

Brasil: Helen (8), Iziane (7), Janeth (27), Sobral (4), Alessandra (8) -cinco inicial-; Pinto (5), Cintia (0), Kelly (8), Vivian (0) y Silvia (0).

Árbitros: Voreadis (Gre.) y Ethier (Can.). Excluyeron por personales a Cebrián (m. 40) y Pons (m. 40).

Indoor Hall. Unos 13.500 espectadores.

4º CUARTO

3º CUARTO

2º CUARTO

1º CUARTO

16-14

18-20

12-15

17-18

No fue el único déficit del equipo español, ampliamente superado en el rebote: 22 capturas frente a las 43 de las enormes pívots brasileñas. Si España consiguió mantener el tipo fue gracias a su extraordinario acierto en los triples (7 aciertos en sus 16 lanzamientos). Pero no pudo España sobreponerse a tantos factores adversos porque tampoco fue el mejor día de Amaya Valdemoro, que falló sus siete lanzamientos de dos puntos o de Nueria Martínez que herró los seis que intentó. España deberá resignarse ahora a luchar por el quinto puesto, lo cual no es poco teniendo en cuenta que sólo una vez lo ha alcanzado, en Barcelona 92, en la que había sido su única participación hasta ahora en unos Juegos Olímpicos.

Amaya Valdemoro, desolada, tras la derrota ante Brasil.
Amaya Valdemoro, desolada, tras la derrota ante Brasil.ASSOCIATED PRESS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS