ORGANISTA CONDENADO | GENTE

La reina Isabel de Inglaterra tuvo contratado a un pederasta

Jonathan Rees-Williams, ex organista de la reina Isabel de Inglaterra, fue condenado ayer a cinco años de cárcel por varios casos de abusos sexuales contra menores que se remontan 30 años atrás. Rees-Williams, de 55 años, es considerado uno de los organistas más prestigiosos del Reino Unido, que llegó a organista oficial de la familia real británica y a director del coro de la capilla de San Jorge, en el palacio de Windsor. El tribunal que le juzgó le considera culpable de abusar sexualmente de menores de ambos sexos durante 14 años, en un periodo en que todavía no estaba vinculado laboralmente con la reina. Cinco hombres y una mujer, hoy adultos, testificaron contra él ante un tribunal de Reading y le relacionaron con al menos 18 episodios de abuso sexual, cinco de los cuales fueron admitidos por Rees-Williams. El juez Jonathan Playford le condenó a la citada pena, tras la cual tendrá que cumplir otros tres meses más por

la posesión de 127 imágenes pornográficas de menores en dos ordenadores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS