El plan de emisiones de Kioto apuesta por el gas en detrimento del carbón

El Ministerio de Medio Ambiente hizo público ayer el listado provisional de instalaciones (927 de las 1.066 presentadas) que recibirán derechos gratuitos de emisión de gases de efecto invernadero en el periodo 2005-2007, de acuerdo con las medidas ya aprobadas para cumplir con el Protocolo de Kioto. Los documentos que acompañan al listado apuntan a una decidida apuesta por el gas natural en los próximos años en detrimento del carbón, más contaminante.

El compromiso asumido por España en 2002 con la ratificación del Protocolo de Kioto, obliga a España a limitar entre los años 2008 y 2012 el crecimiento de las emisiones de gases a un 15% sobre la cifra registrada en 1990 (330 millones de toneladas anuales como máximo).

La mayor parte de los derechos gratuitos de emisión de gases (84,5 millones de toneladas anuales de un total autorizado de 168,2 millones) corresponderá, como estaba previsto, a las compañías eléctricas. Si se suman los derechos reservados para nuevos entrantes en el sector eléctrico e instalaciones de coproducción la cifra de derechos para el sector eléctrico se eleva a 88 millones de toneladas al año.

Las eléctricas son, junto con el sector del refino, la siderurgia, el cemento y la cal, las tejas y azulejos, el vidrio y el papel, los sectores afectados por la directiva comunitaria que obliga a complir con Kioto.

Menos contaminante

Lo más destacado del listado aprobado ya por la Comisión delegada del Gobierno para Asuntos Económicos para que las empresas puedan presentar alegaciones durante una semana, es que pone de relieve la apuesta del Gobierno por la utilización del gas natural para producir electricidad en detrimento del carbón, más contaminante.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Así, los cálculos señalan que, en 2006, la producción eléctrica de las centrales de ciclo combinado, que funcionan con gas natural, superará ya ampliamente a la producción de las centrales de carbón (61.499 gigavatios por hora de las centrales de gas frente a 52.967 gigavatios de las centrales de carbón). El proceso se acelerará en 2007, cuando la producción de las centrales de gas será de 76.778 megavatios frente a los 46.294 megavatios de las centrales de carbón.

A la vista de los datos, la eléctrica Iberdrola, que hace unos meses mantuvo una dura pugna con Endesa (con más centrales de carbón) a cuenta del reparto de derechos, mostró su satisfacción. Iberdrola señaló en un comunicado que el reparto de derechos "consolida el cambio tecnológico en el sector eléctrico". Por su parte, el ministro de Industria José Montilla, informa Efe, aseguró que el reparto no afectará a la evolución de las tarifas eléctricas ni a las cuentas de resultados de las empresas. El listado recorta ligeramente las emisiones adjudicadas en el borrador de plan al sector del ladrillo (pasa de 5,5 a 4,2 millones de toneladas anuales) y a los azulejeros (de 1,1 millones a 852.000 toneladas).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS