Hallados dos cadáveres más de los inmigrantes ahogados en Fuerteventura

Agentes de la Guardia Civil rescataron ayer en playas de la isla canaria de Fuerteventura los cuerpos sin vida de dos varones subsaharianos, con toda probabilidad pertenecientes al grupo de desaparecidos en el suceso del 12 de noviembre, cuando, en plena operación de rescate en alta mar de 35 personas apiñadas en una patera, todos se abalanzaron a un lado de la barquilla, provocaron su vuelco y cayeron al mar.

En unos segundos, los agentes rescataron a 27 hombres, reanimaron a otro con parada cardiorrespiratoria, pero dieron por desaparecidos a siete más. El pasado día 17 apareció el primer cadáver y los dos últimos ayer mismo. Sólo queda por encontrar un cuerpo.

Los cuatro últimos han aparecido en tal estado de descomposición que son enviados directamente al cementerio, donde tan sólo dos operarios se encargan de cargar el féretro hasta los nichos construidos para inmigrantes, introducirlos y sellarlos con cemento, sin flores, sin misa, sin más testigos. Sobre el material fresco, el funcionario marca con un dedo o un palo la expresión Inmigrante sin identificar y la fecha de su entierro.

La tragedia de estas muertes apareja otras complicaciones. El Ayuntamiento de Tuineje, donde se encuentran las localidades costeras del sur de la isla a las que arriban la mayor parte de embarcaciones y en cuyas costas se producen casi todos los naufragios, manifiesta haberse endeudado en más de 165.000 euros para la construcción de nichos, pagos de horas a operarios del cementerio y policías locales en los entierros. El municipio ha pedido a la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración más fondos para poder acometer estos gastos.

Ayer, un barco pesquero que faenaba en aguas de Fuerteventura localizó a una embarcación que navegaba rumbo a la costa de Tuineje. La patera fue avistada por un helicóptero de la Guardia Civil, lo que permitió a Salvamento Marítimo rescatar a sus 36 ocupantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS