Madrid inicia hoy el dispositivo especial de tráfico de Navidad

Más de 1.700 agentes patrullarán las calles hasta el 9 de enero

El Ayuntamiento de Madrid estrena hoy un dispositivo de seguridad con motivo de la Navidad que funcionará más tiempo que otros años y que mantendrá hasta el 9 de enero, según explicó ayer el concejal de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo. Además, contará con más agentes, puesto que es el primer año que participan los agentes de Movilidad y las Unidades Centrales de Seguridad: a los más de mil policías municipales que patrullarán las calles se les suman 750 agentes de Movilidad. Metro y autobuses también ampliarán sus servicios durante las fiestas.

"Las fiestas navideñas conllevan actividades extraordinarias y tienen efectos indirectos, como el incremento de desplazamientos a zonas céntricas o el aumento de visitantes de fuera de la ciudad", afirmó el edil para justificar la puesta en marcha de una serie de medidas para tratar de agilizar el tráfico y ofrecer más protección policial en los lugares más concurridos.

El incremento de agentes en las calles va a incidir en el tráfico de vehículos, según Calvo, porque aquellos podrán desviar la circulación en función de la intensidad del tráfico en los puntos de acceso al centro: en el área comprendida entre la Gran Vía, plaza de España, calle de Toledo, Puerta de Toledo y calle de Atocha (ver gráfico).

Pero también influirá su presencia porque habrá más controles de alcoholemia, del uso del cinturón de seguridad, del casco o del móvil. Además, Calvo insistió en que se va a hacer hincapié en sancionar las infracciones que entorpecen el tráfico: el aparcamiento en segunda fila, la ocupación de zonas de carga y descarga, del carril-bus o de las zonas peatonales.

Calvo recalcó que se va a controlar también, en horario nocturno, las dobles filas frente a restaurantes y bares. Además, agregó que muchos aparcacoches "deberían llamarse vigilantes de las infracciones" porque están más pendientes de evitarles las multas a sus clientes, que de dejar los vehículos bien aparcados. "Vamos a tener que hacer negociaciones con las Cámaras de Comercio para que los locales no se acostumbren a dar ese servicio, sino el que es preciso", agregó.

Igualmente, el edil precisó que el dispositivo pondrá "especial atención" en acabar con las largas filas de coches a la entrada de los aparcamientos públicos, que muchas veces bloquean las calles adyacentes. "Obligaremos a las empresas concesionarias a facilitar los datos de las plazas de rotación", afirmó. Con ellos, los agentes de Movilidad podrán decidir el cierre de los accesos a los aparcamientos públicos para cortar las colas.

Esto va a ser posible, continuó, porque ahora se podrá contar con la actividad continua de los agentes de Movilidad para controlar ese tipo de cuestiones de tráfico, mientras que en años anteriores este servicio lo realizaban intermitentemente los policías municipales, obligados a abandonar el control, si se les requería por una urgencia. De los 750 agentes de Movilidad, 650 se incorporan ahora, procedentes de la primera promoción de este cuerpo.

Al igual que ocurrió el año pasado, los domingos se cortará el tráfico en la Gran Vía, salvo para los residentes y para el transporte público.

Respecto a la seguridad, el concejal explicó que se va a reforzar con la presencia de agentes municipales en las áreas de Centro, especialmente en Gran Vía; el centro comercial La Vaguada; alrededores de la calle de Goya; y las áreas de influencia de otras zonas comerciales como Princesa, Méndez Álvaro, Moratalaz M-30, Ciudad de los Ángeles, Gran Vía de Hortaleza, San Chinarro, Aluche, Arturo Soria, paseo de la Castellana o Príncipe Pío.

El dispositivo se podrá ampliar, según las necesidades, a los bulevares, ejes de Cea Bermúdez-José Abascal y Ríos Rosas-Avenida de Filipinas y el eje norte-sur (Serrano, Velázquez, Príncipe de Vergara). Los más de 1.000 agentes municipales vigilarán los locales en "plena actividad", según dijo el edil, para controlar las licencias, aforos, horarios, ruido, venta de alcohol a menores e incluso el cumplimiento de la normativa de socorro y evacuación.

"Se va a hacer un control de las fiestas de Nochevieja y Reyes, investigando los cauces de publicidad para llegar a impedir su celebración si lo requiere", aseguró el concejal de Seguridad.

Además, los agentes vigilarán con más intensidad el botellón, las reyertas y actos de vandalismo, mendicidad, el top manta, la venta de artículos pirotécnicos y, en las primeras semanas de la Navidad, controlarán la venta de pinos y abetos, así como de acebo y musgo, a través de la Unidad de Protección del Medio Ambiente.

Uso del transporte público

Pedro Calvo hizo una petición a los madrileños para que utilicen el transporte público para desplazarse al centro y recordó que tanto el metro como los autobuses de la EMT ampliarán su servicio. Estos últimos reforzarán 21 líneas entre el 13 y el 17 de diciembre y 31, los días 20 a 23 y 17 a 30 de diciembre, así como entre el 3 y el 5 de enero. Los sábados 11 y 18 de diciembre se ampliarán 18 líneas y los domingos 12, 19 y 26 se reforzarán 31 líneas.

El servicio de metro aumentará los días laborables un 6% entre las 10.00 y las 13.00. El incremento será del 17% los festivos y los laborables entre las 15.00 y las 18.00. Y los sábados se reforzará en un 20%. El director general de Movilidad, Javier Conde, hizo una petición final: "El 7 de diciembre es el día de mayor tráfico del año y ese día, especialmente, pedimos que no se use el coche privado".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS