EE UU estudia sanciones a Siria por no controlar su frontera

La Administración de George W. Bush está considerando imponer nuevas sanciones a Siria en represalia por no cortar el apoyo logístico que se ofrece desde este país a los insurgentes iraquíes, según fuentes oficiales norteamericanas. Los funcionarios aseguran que el régimen de Damasco no ha actuado contra las redes de iraquíes que apoyan a los grupos violentos que cometen atentados en Irak y que atacan a las tropas estadounidenses.

Entre las sanciones que estudia el Departamento del Tesoro figura el aislamiento del sistema bancario sirio. El 28 de diciembre, EE UU acusó a Siria de promover la labor de la insurgencia en Irak al dar refugio a integrantes del derrocado régimen iraquí, entre ellos al ex numero dos de Sadam Husein, Izzat Ibrahim al Duri.

El subsecretario del Departamento de Estado, Richard Armitage, viajó a Siria recientemente para insistir en que ese país debe controlar mejor su frontera con Irak para poner fin a las infiltraciones de combatientes árabes y musulmanes. "Hemos visto alguna mejora por parte de Siria, pero queda mucho por hacer", insistió Armitage el domingo. Las autoridades estadounidenses aseguran que informes confidenciales sugieren que grupos de gente cercana a Sadam Husein asentados en Siria juegan un papel importante en el respaldo que reciben los insurgentes.

Por su parte, el Gobierno de Damasco informó de que todavía sigue a la espera de información del espionaje norteamericano sobre las actividades de esas personas para adoptar acciones contra ellas. "Queremos decirles a los estadounidenses que nos faciliten cualquier información sobre esos grupos, pero algunos de esos datos no son creíbles", dijo un portavoz de la Embajada siria en Washington.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS