El 32,7% de los conductores muertos en 2003 superaba la tasa de alcoholemia

El 32,7% de los conductores que fallecieron en accidentes de tráfico en 2003 superaba la tasa permitida de alcohol en sangre (0,5 gramos por litro), según un estudio de la Dirección General de Tráfico. Quinientos uno de los 1.531 conductores que murieron en la carretera (todavía no se ha cerrado la estadística de 2004) superaban la tasa legalmente tolerada de alcoholemia.

Tráfico asegura que el 15,4% de los accidentes graves tuvo como desencadenante el alcohol. Los controles por sorpresa detectan porcentajes muy inferiores de alcoholemia. Sólo el 6,5% de los conductores sometidos a control ese mismo año había bebido más de la cuenta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS