Toreros, ganaderos y aficionados defienden la fiesta en Barcelona

Más de 3.500 aficionados, toreros y personajes del mundo de la cultura se concentraron ayer al mediodía en la plaza Monumental de Barcelona para defender la fiesta de los toros. Bajo el lema Es nuestra fiesta se reunieron en el coso de la Monumental aficionados y diestros como El Juli, Serafín Marín, que por la tarde inauguró la temporada taurina de Barcelona lidiando él solo seis toros; Cayetano Rivera, Antonio Barrera, César Jiménez, los matadores retirados José Tomás y Curro Vázquez, el prestigioso ganadero Victorino Martín, el cantautor Caco Senante, el director de cine Antoni Ribas, así como diversos políticos, entre ellos Josep Maria Sala, directivo de la ejecutiva del PSC, y el diputado al Parlamento de Cataluña por el mismo partido David Pérez, para mostrar su adhesión a los toros frente a lo que los promotores de la concentración, la Plataforma para la Defensa de la Fiesta, calificaron de ataques del Ayuntamiento de Barcelona, que el año pasado declaró la capital catalana ciudad antitaurina, y ERC.

"Si no cejamos en el empeño, esta pelea la vamos a ganar cívicamente", aseguró el director de la plataforma, Luis Corrales, a los concentrados, que enarbolaban banderas españolas y catalanas y portaban pancartas en las que se leían lemas como "Cataluña sí es taurina" y "Estamos en democracia. Respeto a la cultura taurina".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS