Crítica:MONUMENTAL DE BARCELONA
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Triunfo de un torero catalán

La plaza registró una muy buena entrada para asistir al gran compromiso del diestro catalán Serafín Marín de lidiar y matar él solo seis toros. Marín lanceó a su primero con arte y buen juego de brazos y comenzó con torería, echándose pronto la muleta a la zurda en una gran serie al natural. Una gran estocada después de un pinchazo, yendo a parar a sus manos la primera oreja de la tarde. Con el segundo, con valor y aguante sorteó las dificultades de un animal menos claro que el anterior. Otra estocada entrando con mucho arrojo y segunda oreja de la tarde.

Lanceó al tercero a pies juntos, pero menos centrado que en los anteriores ante las dificultades de la res, a la que despachó de una gran estocada de efectos fulminantes. Recibió al cuarto con verónicas de rodillas. Se midió el castigo en varas del quinto y el diestro comenzó la faena a pies juntos y con gran quietud y extrajo algún muletazo de mérito a un astado muy flojo antes de otra efectiva estocada al primer envite.

Chospes / Marín

Toros: seis de los Chospes, correctamente presentados, bien armados, flojos y de juego desigual. Serafín Marín, único espada, (oreja, oreja, vuelta al ruedo, silencio, aplausos y oreja, con salida a hombros por la puerta grande). Plaza Monumental. Inauguración de la temporada. Barcelona, 17 de abril.

Veroniqueó con hondura y buen gusto al que cerraba plaza. Construyó una sólida faena, con ajuste, temple y detalles de mucha torería. Tercera oreja de la tarde y salida por la puerta grande.

Serafín Marín, a hombros, camino de la puerta grande de la Monumental de Barcelona.
Serafín Marín, a hombros, camino de la puerta grande de la Monumental de Barcelona.MANOLO S. URBANO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS