LA REFORMA DE LOS ESTATUTOS | La financiación de Cataluña

Piqué rechaza el plan del tripartito porque es "inviable en términos políticos, financieros y presupuestarios"

"Yo no digo que la fórmula de financiación no tenga que ser ambiciosa, pero debe basarse en propuestas posibles. Y ésta es inviable en términos políticos, financieros y presupuestarios". La sentencia, pronunciada ayer por Josep Piqué en el Parlamento catalán, no deja lugar a dudas sobre la posición que tiene el PP respecto a la propuesta del nuevo modelo de financiación autonómica presentada ayer por el tripartito catalán. Pero tal contundencia en los términos, puntualizó Piqué, no será óbice para que el PP negocie con el consejero de Economía catalán, Antoni Castells, para alcanzar, en la medida de lo posible, un acuerdo de mínimos.

Piqué, como es habitual en todo lo que respecta a la reforma estatutaria, pidió "realismo" al resto de los partidos porque, en su opinión, la propuesta es "inviable" para el PP y para el PSOE porque supone el desmantelamiento de la Agencia Tributaria estatal en Cataluña. Además, denunció que va en contra del proceso de armonización fiscal europea y provocaría que los impuestos fueran diferentes en cada comunidad autónoma.

Más información
El Gobierno afirma que el plan de financiación catalán "no va en la dirección" correcta

Piqué agregó que el Estatuto tan sólo debe incluir los principios generales del nuevo sistema financiero y no una concreción como pretende el tripartito.

En Madrid, el plan de financiación del Gobierno tripartito fue acogido con una mezcla de estupor e incredulidad por parte de la dirección del PP. "No tenemos el texto, pero lo que se ha publicado es absolutamente inasumible no sólo para nosotros sino también, espero, para el Gobierno, para cualquier Gobierno, y también debería ser inasumible para el PSOE y para las autonomías en las que gobierna", aseguraron fuentes de la cúpula del PP. Añaden que "lo lógico" es que el Gobierno y el PSOE trasladen al presidente de la Generalitat que así no se puede plantear un nuevo sistema de financiación. Que es algo que afecta a todas las comunidades autónomas y, por tanto, debe consensuarse entre todas.

Unanimidad

El modelo de financiación ahora vigente se aprobó por unanimidad de todas las autonomías y la posición oficial del PP es que ese partido sólo respaldará un nuevo modelo si cuenta también con la unanimidad de todas las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Desde el punto de vista técnico, fuentes de la dirección del PP destacaron inconvenientes como los siguientes:

- Los mecanismos de solidaridad no puede fijarlos unilateralmente una autonomía, sino todas colectivamente, y ratificarlo luego el Parlamento.

- El Concierto vasco y el convenio navarro pretendieron recoger derechos forales históricos y hubo que incluirlos en la Constitución. Lo que pide el tripartito también exigiría un cambio en la Constitución.

- La propuesta del tripartito va más allá del Concierto pues pretende dar capacidad normativa a Cataluña sobre sus impuestos. Esto no lo tienen el País Vasco o Navarra y es constitucionalmente imposible por el principio de igualdad de todos los españoles ante la ley. La propuesta también recoge la posibilidad de que la presión fiscal efectiva sea distinta en Cataluña, lo que también vulnera el principio de igualdad y supera el modelo del Concierto vasco.

Con capacidad normativa y distinta presión fiscal, añade el PP, "se rompería la unidad del mercado interior" de España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS