Mallorca pende de un hilo

"Mallorca pende de un hilo", supone Martha Zein, periodista documentalista y artista de acciones, que ha emprendido en la Bahía de Palma una rara excursión aventura de 45 días, un gesto plástico que pretende contener un manifiesto de advertencia. Para verificar su hipótesis de alarma, Martha andará y largará 600 kilómetros de hilo alrededor de la isla, perfilará un trazo casi invisible en el límite terrestre con una hilatura de algodón como si fuera un gusano de seda que se envuelve en su capullo protector para su metamorfosis. Sobre el litoral de Mallorca -con la ayuda de Toni Font y Hebe Rubio en el proyecto Imago- Zein "observará los diálogos de la tierra con el mar, la transformación del entorno". La duración de la travesía por playas, acantilados y urbanizaciones durará "el tiempo que tarda un gusano de seda en completar su ciclo desde el huevo a la mariposa".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS