Cáritas pide voluntarios para atender enfermos este verano

Cáritas Diocesana de Valencia advirtió ayer de la necesidad "urgente" de voluntarios para los meses de verano para poder seguir prestando atención diaria a los enfermos, así como transeúntes que recoge en viviendas tuteladas a lo largo del año, informaron fuentes del Arzobispado a través de Avan.

La responsable del departamento del voluntariado de Cáritas, Maria Nieves León, indicó que "el personal voluntario fijo, como es lógico, toma vacaciones y necesitamos reemplazarlo, fundamentalmente, en agosto". A lo largo del año, Cáritas cuenta en la diócesis de Valencia con cerca de 3.000 voluntarios tanto en la sede diocesana como en las Cáritas parroquiales. Entre los programas que necesitan voluntariado en los meses de verano figura la vivienda tutelada Siquem para enfermos de Sida, así como las viviendas Vilafarell y Vilablanca para mujeres y hombres enfermos mentales, respectivamente.

De igual forma, el centro de reinserción Mambré y la vivienda tutelada Benejacam para personas sin techo "requiere de ayuda externa continua, las 24 horas del día, además del personal contratado", añadió la portavoz Nieves León, quien aseguró que también "resulta fundamental la ayuda en los campamentos de verano".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS