Las canciones desnudas de Tori Amos y la energía de The Corrs abren Montreux

La música brasileña y los sonidos del 'blues' protagonizan dos semanas de conciertos

El 39º Festival de Jazz de Montreux ha iniciado su andadura bajo el signo del eclecticismo. El evento suizo apuesta fuerte este año por los nuevos sonidos de Brasil y por el blues. Tori Amos inauguró la muestra con un concierto intimista alternando el piano y el órgano, y The Corrs interpretaron las nuevas canciones de su último éxito, Borrowed Heaven. Hoy se reunirán sobre un mismo escenario B. B. King, Robert Cray y Solomon Burke. El festival se cerrará el próximo 16 de julio con una auténtica leyenda viviente: el pianista Oscar Peterson.

La cantautora americana encandiló a una audiencia entregada en el célebre Casino con un recital de "canciones desnudas" en el que repasó su ya larga carrera. Amos tuvo palabras de agradecimiento para Montreux, dado que es aquí donde tuvo su primera oportunidad importante en 1991. "Es como volver a casa", dijo. Al mismo tiempo, en el Auditorio Stravinski se presentaron los irlandeses The Corrs, que interpretaron las nuevas canciones de su último éxito, Borrowed Heaven. El grupo irlandés, creado en 1991 y muy conocido por su primer álbum, Forgiven, not forgotten, incluyó ritmos célticos en los temas que ofreció a los espectadores del festival helvético.

Con sus actuaciones se iniciaron los conciertos, que durante 15 días reúnen a un importante número de músicos a orillas del lago Lemán. Por los múltiples escenarios de este prestigioso festival internacional pasarán grupos y solistas de diferentes estilos musicales, desde el reggae, blues y gospel, hasta música folk o electrónica. Entre ellos, algunos tan reconocidos como Billy Preston, Isaac Hayes, Patti Smith, B. B. King, The Robert Cray Band, Elvis Costello & The Imposters, Laura Pausini, Alice Cooper, George Benson o Roberta Flack.

Grupos legendarios

Además, dos noches continuas estarán dedicadas a la música brasileña, con la presentación de Daniela Mercury, Beth Carvalho y Jorge Aragao, entre otros. En su trigésimo novena edición, también estarán presentes músicos y grupos legendarios como Buena Vista Social Club, que presentará a Ibrahim Ferrer.

La primera edición del festival, que se celebra a orillas del lago Lemán, se celebró en 1967 durante tres días, y 10 años más tarde llegó a congregar a músicos de todo el mundo durante 23 días.

A pesar de contar este año con un presupuesto de 17 millones de francos suizos (casi 12 millones de euros), el Festival de Montreux ha debido hacer frente a la deuda de 200.000 euros, del pasado ejercicio. Hasta ahora ya se han vendido más de 80.000 entradas, de las 100.000 disponibles. Es así que para conciertos como la Noche de blues de B. B. King, Lauryn Hill o George Benson se han agotado las entradas.

Suiza paga, junto con Japón, los mayores cachés a los artistas, lo que explica en parte la larga nómina de músicos que llenan la temporada helvética de nombres de gran peso, tanto en los campos del jazz o la música popular como la clásica. De todas maneras, el dinero no puede explicarlo todo, y es por esto por lo que hay que incorporar en la ecuación elementos como el inmenso prestigio del festival o el "trato de realeza" que Claude Nobs, director del festival, dispensa a sus prestigiosos huéspedes. Una auténtica "acogida de lujo" que ha hecho de Montreux un destino privilegiado en su época para músicos como Miles Davis, Astor Piazzolla o Bill Evans.

Un momento de la actuación de Tori Amos en Montreux.
Un momento de la actuación de Tori Amos en Montreux.R. C. C.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS