Los juguetes tradicionales siguen siendo los preferidos para los niños y adultos

Un estudio revela que los juegos de siempre no han pasado de moda

El juguete estrella que ha triunfado y sigue haciéndolo, generación tras generación, es la bicicleta. "Los adultos la recuerdan como la gran conquista y los niños actuales la tienen como un juego que no pasa de moda, lo mismo que el balón, o la comba". Esta es una de las conclusiones del informe La Memoria del Juguete, elaborado por cuatro profesores de Teoría e Historia de la educación de la Universidad Complutense de Madrid.

El informe detalla otros aspectos como que el tradicional vehículo de dos ruedas no ha sido el único que no sucumbido al embrujo las nuevas tecnologías. Tampoco han pasado de moda el balón o la comba, las muñecas o la peonza, juegos que fomentan el compañerismo, la destreza o la imaginación. En el otro lado están los videojuegos.

"Los adultos utilizamos las consolas para que nos dejen descansar. También los niños utilizan estos juegos cuando no tienen con quién jugar, pero se sienten solos". A esta conclusión llega uno de los autores del informe, Fernando Gil, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación y profesor de Filosofía de la Educación en la Universidad Complutense de Madrid. Junto a él han trabajado los también doctores y profesores Gonzalo Jover Olmeda, David Reyero García y Patricia Villamor Manero. Los investigadores destacan que los niños se quejan de tener poco tiempo para jugar y echan de menos jugar con otros niños. "Hemos visto que reivindican el derecho a jugar porque a diario no tienen tiempo, han de buscarlo en los fines de semana o las vacaciones", añadió el profesor. Señalan además que el juego sigue siendo en niños y mayores el espacio por antonomasia de la socialización. "Los niños juegan para abrirse al mundo, para hacerse mayores, acercarse a sus iguales o ser aquello que se imaginan que quieren ser", remarcó Gil.

La metodología de estudio que ha supuesto la edición de este estudio a cargo de la Fundación Crecer Jugando se ha llevado a cabo con varios grupos de adultos entre los 50 años y 20 años y niños entre 8 y 11 años. A todos ellos se les ha sometido al visionado de anuncios que llenan la programación de televisión durante las navidades.

De nuevo un clásico se lleva la palma. "La música que han utilizado las muñecas de Famosa como complemento a sus anuncios en televisión es el elemento que más recuerdan las distintas generaciones", dice el experto. Los adultos reconocen que guardan juguetes por distintas vinculaciones. "Bien porque les enseñaron a dormir, o porque se los regaló alguien significativo", explica.

El genero también marca, según este estudio. "Lo más llamativo es que son los niños los que rechazan determinados tipos de anuncios y juguetes porque los relacionan con las niñas, mientras que las niñas no rechazan ningún tipo de juguetes". Los profesores concluyen que el juego es una forma de aprender divirtiéndose, de relacionarse con los demás sentirse compañeros, todos iguales y, por añadido, de sentirse adultos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS