Los intoxicados en una residencia de ancianos de Cáceres son ya 34

Ya son 34 las personas afectadas por el brote de gastroenteritis leve descubierto el pasado martes en la residencia de ancianos Nuestra Señora Virgen de Sopetrán, de Jarandilla de la Vera (Cáceres). Cuatro trabajadores del centro y un residente se añadieron ayer a los 29 casos contabilizados.

Según informó ayer la Consejería de Sanidad y Consumo de Extremadura, los síntomas de los últimos infectados son de gastroenteritis con cuadro de diarrea y vómitos de carácter leve. Por tanto, según fuentes oficiales, se descarta que el brote esté relacionado con la epidemia de salmonelosis del pollo asado precocinado.

La consejería añade que evolucionan favorablemente los cuatro afectados del grupo inicial que permanecían con algún tipo de síntoma. El tratamiento ha consistido en rehidratación oral, aunque alguno de los infectados ha necesitado además apoyo farmacológico.

La consejería y el Servicio Extremeño de Salud continúan a la espera de confirmar los estudios analíticos y epidemiológicos realizados por la dirección de Salud de Navalmoral de la Mata para determinar las causas que originaron el brote. Se han tomado muestras de los pacientes, los manipuladores de alimentos, el agua y la comida. Se sospecha de un brote vírico.

En la residencia Nuestra Señora Virgen de Sopetrán se registró en diciembre de 2003 un brote de salmonela que ocasionó el fallecimiento de cuatro ancianos residentes en el centro y que llegó a afectar entonces a 28 de los 77 residentes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS