El fiscal del Supremo rechaza el fallo por estafa contra Lobo, según su abogada

Carmen Lobo, la concejal de Camas que ha sido objeto de un supuesto caso de soborno, dejó hace año y medio el grupo municipal de IU. El detonante de esa dimisión fue un fallo de la Audiencia de Sevilla por el que condenaba a la edil y al empresario Francisco Javier Gordo, militante también de IU, a 18 meses de cárcel por una estafa procesal. El alcalde de Camas, Agustín Pavón, ha esgrimido en los últimos días esa sentencia para hacer dudar de la credibilidad de Lobo.

La abogada de la edil, Carmen Julia García, recordó ayer que la sentencia está recurrida ante el Tribunal Supremo y aseguró que no implica la inhabilitación de su cliente. La Audiencia de Sevilla consideró que Lobo y Gordo habían falseado un contrato de alquiler de una vivienda. La casa pertenecía a la familia de Gordo y por un impago había salido a subasta judicial. El contrato de alquiler otorgaba a Lobo la posibilidad de ejercer un derecho de retracto. La abogada de la edil aseguró ayer que, en el recurso al Supremo, la fiscalía no aprecia estafa procesal, "sino, en todo caso, falsedad en documento privado", un supuesto mucho menos grave.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS