La reforma de la PAC y el abandono de cultivos moderan el precio de la tierra

En 2004 la subida real fue del 1,7%, con un precio medio de 9.024 euros por hectárea

Los precios de la tierra para usos agrarios experimentaron en 2004 una subida media del 5,5%, según los datos de la encuesta de Agricultura. El incremento real, descontada la inflación para el mismo periodo, se eleva al 1,7%. El precio medio de una hectárea de tierra creció en el último año de 8.553 a 9.024 euros. La Administración y los agentes del sector agrario coinciden en señalar que estos resultados ponen de manifiesto una mayor desaceleración de los precios de la tierra por la reforma de la PAC, el recorte de ayudas y por el proceso de abandono del sector agrario.

Tras un periodo de fuertes subidas de los precios de la tierra a final de los noventa, con la aplicación de ayudas directas especialmente para las superficies de herbáceos, los últimos años han sido escenario del inicio de un proceso contrario que afecta más negativamente a las superficies de producciones con ayudas comunitarias que a las tierras sin ayudas como las hortícolas.

Las previsiones a corto plazo apuntan al mantenimiento de esta situación, e incluso a una mayor rebaja de los precios de las tierras, en función de que los propietarios dispongan o no de los derechos de ayuda, mientras continúen las subvenciones.

La subida media del precio del suelo fue del 5,5%, aunque el comportamiento por comunidades autónomas ha sido muy dispar. Por encima de la media, los mayores incrementos corresponden a Canarias con el 19% seguida del 14,4% en Murcia y del 11,6% de Madrid. Para los expertos agrarios, estas subidas no responden al valor de la tierra por su rentabilidad para uso agrario, sino que es consecuencia de las posibilidades futuras de su recalificación para usos urbanísticos.

En un segundo bloque se hallan comunidades autónomas como Valencia con el 8,5% de subida o La Rioja con el 9,9% con un claro dominio de producciones hortofrutícolas. En el olivar, el mantenimiento de las ayudas sigue impulsando la subida media de los precios en Andalucía. Por el contrario, los precios de las tierras en regiones con mayoría de cultivos herbáceos como Aragón, Castilla y León y Castilla La Mancha se hallan en una situción de estancamiento o a la baja, mientras se registran bajadas reales de los precios de la tierra en Galicia, Asturias y Cantabria.

Los precios medios de la tierra ofrecen también grandes variaciones. El valor medio es de 9.024 euros por hectárea. La superficie más cara corresponde a Canarias con 67.124 euros, por las plataneras y viñedos. En segundo lugar Valencia con un precio medio de 25.621 euros por la importancia de las superficies de cítricos. El precio de la hectárea en Andalucía asciende a 16.378 euros por el peso de los regadíos para cultivos industriales, el olivar y los invernaderos. Le siguen Baleares con casi 17.000 euros, Murcia con un precio medio de más de 15.000 euros por las producciones hortofrutícolas y Galicia por el alto precio de los viñedos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Secano y regadío

En la parte baja están las regiones con un mayor peso de superficies de herbáceos tanto de secanos como de regadíos y pastos en Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura y Aragón.

Respecto al tipo de suelo por cultivos, el incremento de los precios de las tierras de cultivo fue del 5,7% mientras los precios de prados y pastos sólo lo hicieron un 4,2%. Las superficies de secano subieron el 5,3% y un 5,8% las de regadío. Por encima de la media caben destacar especialmente los precios de las superficies de cítricos con un 11,9% de subida, el olivar con el 7,3%. Los pastizales de secano se encarecieron un 8% sobre todo en Aragón donde practicamente no tenìan precio. Por debajo de la media destaca la subida del 4,6% de los viñedos de secano tras años de fuertes incrementos que coincidieron con los procesos de reestructuración y ayudas. También destaca la caída del 5,1% de los precios de las tierras en regadio en Castilla y León.

La hectárea de cultivo más cara corresponde a una platanera en Canarias con un precio de 235.213 euros seguida de los 110.127 euros de una hectárea de cultivos de invernadero y 108.245 euros de una superficie de frutales no citricos en regadío.

La hectárea de cítricos tiene un precio medio de 61.300 euros. El olivar para aceituna de transformación en secano tiene un precio de 18.153 euros, pero se eleva hasta 35.337 euros si se trata de tierra en regadío. En el caso de la uva para transformación, el precio medio en secano es de poco más de 12.000 euros y de 20.000 euros si es de regadío.

Una hectárea de tierra de labor de secano tiene un precio medio de 6.660 euros y de 23.511 si es de regadío. En Galicia la hectárea de viñedo vale 48.000 euros y la hectárea con precio más bajo es un pastizal en Cataluña con 731 euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS