El Gobierno central aprueba una desaladora y una línea de alta velocidad entre Granada y Almería

El Ministerio de Fomento ha dado el primer paso para la conexión de una línea de alta velocidad entre las provincias de Granada y Almería. Además el Gobierno central puso en marcha ayer el proyecto para la desaladora del Campo de Dalías, que podrá producir electricidad. Ambos proyectos, unido al avance de la autovía del Mediterráneo en su conexión con Málaga, fueron esgrimidos por el PSOE como un "cambio sustantivo de talante" en infraestructuras para con la provincia de Almería.

El Gobierno ya ha encargado el estudio informativo para unir Almería y Granada mediante un tren de alta velocidad y ha fijado un plazo de 24 meses para conocer cómo sería la conexión ferroviaria prevista en el plan de infraestructuras. La noticia, para el secretario general del PSOE en Almería, Martín Soler, demuestra un "cambio de talante" para con Almería. "Creo que hay un cambio cualitativo de respeto a los ciudadanos. Aquí hay realidades concretas cuando se publican en el BOE y los hace ya irreversibles", defendió.

El BOE también sacó ayer a información pública el proyecto de una nueva planta desaladora en la provincia de Almería para abastecer el Campo de Dalías con 30 hectómetros cúbicos de agua. El Ejecutivo ofrece dos alternativas de ejecución: en la rambla de Balerma-El Ejido o en el paraje de El Palmer-Enix. Esta última opción permitiría, además, un aprovechamiento energético basado en un salto de agua, aprovechando la altura de los acantilados. El proyecto cuenta con un fuerte componente medioambiental, ya que permitirá dejar de extraer agua de los acuíferos del Campo de Dalías, que se encuentran sobreexplotados desde hace años. En el caso de que alguna empresa estuviera interesada en obtener un aprovechamiento energético, la planta podría producir 50 megavatios, una cantidad equivalente a lo que consumirán las siete plantas desaladoras proyectadas para la provincia.

"Con agua del mar no se ha hecho nunca. Y sobre todo no se ha hecho nunca asociar a una planta desaladora. Con lo que estamos convencidos que si se puede poner en marcha los costes van a ser mucho menores. Además, ahorraremos CO2 porque la energía es hidráulica y está considerada como energía limpia, alternativa", explicó Soler.

En la actualidad, la provincia de Almería cuenta con 42 hectómetros cúbicos procedentes de la desaladora de Carboneras, 50 hectómetros del trasvase del Negratín, 20 de la desaladora de Rambla Morales, 20 de la desaladora de Almería y 10 de la desaladora de Palomares. A esas cantidades se añaden las aportaciones del trasvase Tajo-Segura y la correspondiente a los pozos de uso tradicional. En relación con la Autovía del Mediterráneo los socialistas aseguran que en un año se ha avanzado más en la conexión Almería-Málaga que en ocho años de gobierno del PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS