Habilitada una antigua cochiquera en Níjar para acoger a inmigrantes

Una antigua granja de cerdos propiedad de la ONG Almería Acoge ha sido habilitara por la congregación de Hermanas Mercedarias de la Caridad para dar cobijo a parte de los 200 inmigrantes que se quedaron sin techo tras el incendio del invernadero en el que vivían en San Isidro de Níjar (Almería). La noche del jueves pudieron dormir en la nave unas 67 personas.

"En principio, la nave está muy deficiente. Pero está a pocos minutos del casco urbano. Hoy ya están trabajando electricistas y fontaneros para que por lo menos tengan luz y agua", explicó la religiosa Purificación Rodríguez.

La financiación de las obras corren a cuenta de la propia congregación, que ha criticado la "indiferencia" de todas las administraciones sobre el tema. "Lo hemos pagado nosotras y también con donativos recibidos por muchas personas. Pero los gastos se irán elevando porque son muchas cosas. De la administración sólo vinieron para cortar los hierros que separaban un cerdo de otro", indicó Rodríguez.

Está previsto que en uno de los laterales de la nave se construya una pequeña cocina y también varias duchas que permitan el aseo de los nuevos ocupantes. Almería Acoge también espera poder poner a disposición en unos días el albergue cercano a la nave y en el que podrán hospedarse entre 12 y 14 inmigrantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS