Villepin exige a Hewlett-Packard que devuelva las ayudas públicas

La decisión del primer ministro de Francia, Dominique de Villepin, de exigir a la empresa informática Hewlett-Packard (HP) que devuelva las ayudas públicas recibidas por haber decidido despedir a 1.240 trabajadores en Francia ha logrado el consenso de la izquierda y las críticas de parte de su propio partido, la conservadora y gubernamental UMP.

En una entrevista con el diario Les Echos, De Villepin pide directamente a HP que "revise a la baja" su previsión de despidos porque "la empresa va bien y gana mucho dinero". En caso contrario, el primer ministro encuentra "normal" que se exhorte a la sociedad informática a devolver las ayudas públicas de que disfrutó para instalarse en Francia.

El ministro de Economía, Jean Louis Borloo, salió ayer en defensa del primer ministro y consideró también "normal" que el Estado reclame a HP parte del dinero público recibido "cuando hay una deslocalización fácil o simplemente un deficiente diálogo social".

La decisión, sin embargo, ha levantado suspicacias entre las filas del centroderecha. El ex ministro Francois Fillon, ahora senador muy cercano al ministro del Interior y líder de la UMP Nicolas Sarkozy, consideró que "jurídicamente no es posible" exigir la devolución de ayudas" por parte de la empresa.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS