Las Cortes aprueban por unanimidad que el Consell inste al Gobierno a regular por ley las uniones de hecho

La comisión de Coordinación, Organización y Régimen de las Instituciones de la Generalitat de las Cortes Valencianas aprobó ayer por unanimidad una proposición no de ley del Grupo Popular para que el Consell inste al Gobierno central a regular mediante ley las uniones de hecho en el ámbito estatal. La iniciativa señala que la norma debe dar "solución definitiva a la demanda de seguridad jurídica de los miembros de las parejas de hecho" y garantizar "todos sus derechos como parejas estables".

El diputado popular Felipe del Baño, quien quiso "separar este debate del de la ley estatal de matrimonios homosexuales", señaló que se trata de un "asunto candente en la sociedad española en los últimos tiempos", ya que, según recalcó, junto al matrimonio "han aparecido otras formas de convivencia que precisan de seguridad jurídica y protección por parte de la Administración pública".

Del Baño indicó que para "una plena garantía de los derechos de los miembros de las uniones de hecho se hace imprescindible contar con una regulación de ámbito estatal" y, en este sentido, explicó que el hecho de que dos personas, "con independencia de su orientación sexual, convivan juntas unidas por un vínculo de afectividad análogo al conyugal, genera un conjunto de relaciones, de derechos y de deberes personales y patrimoniales entre sus miembros y con relación a terceros que precisan de la protección de los poderes públicos a través de una regulación legislativa".

El diputado popular precisó que el problema "no queda resuelto por la reforma del Código Civil para el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo", debido a que las uniones estables "continúan siendo una opción distinta al matrimonio, a la que acuden y van a seguir acudiendo tanto parejas homosexuales como heterosexuales".

La socialista Mercedes Sanchordi se felicitó por la "preocupación" del PP por dar una "mínima seguridad jurídica de las parejas de hecho", si bien criticó que en los ocho años que gobernó en España no dio su apoyo a ninguna de las 31 propuestas presentadas por la oposición en este sentido. Sanchordi apuntó que existe "la regulación máxima que es el contrato matrimonial" y que la de uniones de hecho es "de mínimos" y recordó que el PSOE "llevaba en el programa electoral la regulación de las parejas de hecho", que se está negociando en el Parlamento "para que esta legislatura sea una realidad".

Alfred Botella, de EU-L'Entesa, aplaudió la iniciativa del PP, que, dijo, demuestra que pese a las distintas posturas que ha mantenido en el tiempo "todo madura y, al final, las cosas se sitúan en su sitio".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS