Wilma se convierte en huracán y avanza hacia Cuba y México

La tormenta tropical Wilma se convirtió ayer, sobre el mar Caribe, en el duodécimo huracán de la temporada ciclónica del Atlántico norte. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami, informó ayer de que Wilma había alcanzado vientos de 120 kilómetros por hora, con lo que pasó a ser un huracán de categoría uno de la escala de Saffir-Simpson (de uno a cinco). Con la conversión del Wilma en huracán, la temporada 2005 iguala la de 1969, cuando también se produjeron 12 ciclones.

El CNH pronostica que Wilma continuará intensificándose hasta convertirse en un gran huracán, con vientos superiores a los 178 kilómetros por hora. Las predicciones del CNH indican que Wilma se mueve lentamente hacia el noroeste y que abarca desde las islas Caimán, por el este, hasta Honduras, por el oeste. También se anticipan grandes lluvias en Guatemala, Jamaica y Haití. Está previsto que el centro del ciclón pase por el canal de Yucatán, que separa a esa península mexicana de la isla de Cuba, entre el viernes y sábado y que afecte con mayor intensidad a Cancún (México) o el extremo occidental de Cuba, dependiendo de su trayectoria.

En la temporada de huracanes de 2005, que comenzó el pasado 1 de junio y termina el 30 de noviembre, se han producido 21 tormentas tropicales, número que iguala el récord histórico de 1933, y 12 huracanes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS