Ripoll: "Nadie quiere moverle la silla a Medina, pero su actitud puede acarrear una 'automoción' de censura"

La posibilidad de una moción de censura al alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, del PP, comenzó a tomar cuerpo ayer por la mañana y no se desvaneció hasta pasadas las diez de la noche, cuando el presidente del PP de la provincia de Alicante, José Joaquín Ripoll, aseguró: "Descarto absolutamente una moción de censura en Orihuela".

Primero ante el comité ejecutivo y luego ante la junta provincial, Ripoll reprochó a Medina, del sector campista, que siga "actuando en contra del partido", esta vez en relación al anuncio del alcalde de quitar delegaciones a los ocho ediles del sector zaplanista de su gobierno. Ripoll aseguró que "nadie" quiere "quitarle la silla" a Medina, pero le advirtió de que "con su actitud" puede originar una "automoción de censura".

El dirigente provincial consideró "inconcebible" que Medina se apoye en los ediles del Centro Liberal (partido en la oposición) para aprobar una remodelación del PP municipal. Esos ediles, según Ripoll, "quisieron echar al PP del gobierno y encarcelar al anterior alcalde, Luis Fernando Cartagena, y al propio Medina".

El alcalde de Orihuela, abiertamente enfrentado a la dirección provincial, ha retirado las delegaciones más relevantes a los ediles zaplanistas, liderados por la diputada autonómica Mónica Lorente, quien obtuvo la presidencia local del partido tras una reñida asamblea.

El enfrentamiento entre ambos sectores estalló en septiembre cuando los zaplanistas votaron en contra de dos planes urbanísticos impulsados por el alcalde José Manuel Medina.

La primera medida del alcalde tras la rebelión del grupo de concejales afines al sector zaplanista -nueve de los 15 ediles populares- fue la destitución de Mónica Lorente como primer teniente de alcalde. Junto a Lorente, Medina también destituyó a los alcaldes pedáneos de Molins y La Aparecida, Antonio Rodríguez Murcia y José Antonio Aniorte, respectivamente. La dirección provincial del PP, que lidera el zaplanista José Joaquín Ripoll, respondió expulsando a Medina del comité ejecutivo provincial.

El comité ejecutivo y la junta provincial abordaron la delicada situación del partido en Elda, donde cuatro ediles del PP rompieron la disciplina de voto y votaron con el PSPV un proyecto urbanístico. Ripoll aseguró que hay ediles del PP que piensan votar otro asunto urbanístico en contra de los criterios del partido. El presidente del PP de Elda intervino en la reunión y aseguró que un sector del PP le está torpedeando. Ripoll informó de la convocatoria de nuevas asambleas para elegir directivas en Elda, en Redován y en Xàbia, donde el partido, dijo Ripoll, "quiere respaldar a Moragues" tras perder la alcaldía por una moción de censura.

Ripoll aseguró que tras el fallo de la Audiencia Provincial condenando al dirigente del PP de Elche Manuel Ortuño, por insultar a la diputada Enriqueta Seller, va a remitir una carta a las direcciones nacional y regional de su partido y al responsable del Comité de Derechos y Garantías del PP, Federico Trillo, exigiendo medidas disciplinarias.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS