Aprobada la ley que sólo permitirá abrir grandes superficies en los centros urbanos

Las tiendas de electrónica y deportes requerirán licencia de la Generalitat

Hasta el último momento no llegó el pacto. El tripartito, CiU y el PP negociaron durante la noche del miércoles, y el Parlament pudo aprobar ayer con amplio respaldo la Ley de Equipamientos Comerciales, que sólo permitirá abrir grandes superficies en las "tramas urbanas consolidadas" de las poblaciones. Las tiendas medianas de electrodomésticos, electrónica y deportes requerirán licencia de la Generalitat, además de la de los ayuntamientos.

Más información
Una jornada agitada en el Parlament

Las grandes superficies sólo podrán abrirse, además, en las capitales de comarca o en las poblaciones que superen los 25.000 habitantes. Un decreto concretará en cada ciudad dónde se ubicarán esas tramas urbanas. CiU se sumó a última hora al pacto y el PP apoyó la globalidad del texto, pero planteó enmiendas en algunos puntos como el concepto de trama urbana, la moratoria o el respeto a las directivas europeas, dijo el diputado popular Josep Llobet.

Con todo el sector comercial en el palco de invitados -desde algún miembro de la gran patronal hasta personas del pequeño comercio-, todos los partidos defendieron el modelo de "comercio urbano". Las principales medidas de la nueva ley son las siguientes.

- Doble licencia. Con carácter general seguirán siendo grandes superficies -y, por tanto, requerirán licencia de la Generalitat- los negocios de más de 2.400 metros cuadrados situados en las ciudades de más de 240.000 habitantes (Barcelona y L'Hospitalet) y de más de 2.000 metros en las de más de 25.000 y menos de 240.000. Pero en los sectores de electrodomésticos, electrónica y deportes, como defendió el diputado de CiU Oriol Pujol, requerirán licencia pública los establecimientos que tengan más de 1.500 metros en Barcelona y L'Hospitalet y los de más de 1.300 en las que tienen entre 25.000 y 240.000 habitantes. En el resto de casos, lo decidirán sólo los ayuntamientos, como defendió el diputado del PSC Bernardo Fernández.

- Excepciones. Los negocios que requieren mucho espacio (muebles, ventas de coches y maquinaria) podrán seguir abriéndose fuera de las tramas urbanas.

- Sectores regulados. Cinco sectores -el

ectrónica, electrodomésticos, artículos deportivos, equipamientos de la persona y ocio y cultura- tendrán un tratamiento específico en el decreto que seguirá a la ley. Los locales de más de 1.000 metros cuadrados sólo podrán abrirse en las tramas urbanas de ciudades de más de 25.000 habitantes.

- Moratoria. La suspensión de licencias para grandes superficies se prolonga 6 meses, en lugar de los 12 previstos y acabará el 13 de julio de 2006, como se comprometió el consejero de Comercio, Josep Huguet.

- Establecimientos actuales. A pesar de que no se podrán abrir grandes superficies fuera de las tramas urbanas, las ya instaladas podrán crecer, pero se les exigirá una antigüedad mínima de 15 años y que su crecimiento no supere el 30% de su superficie.

Apertura en festivos

El Parlament aprobó modificar la ley de horarios comerciales, con el voto en contra de CiU y el PP. En adelante, y para evitar pleitos con el Ministerio de Comercio, se acepta que puedan abrir los festivos las tiendas de alimentación de menos de 150 metros cuadrados. La norma actual permitía que estas tiendas abrieran los festivos, siempre que tuvieran menos de 120 metros, pero obligaba a cerrarlas a las tres de la tarde.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS