Interior emprende un plan contra las bandas juveniles, que suman 2.000 miembros

Alonso asegura que la medida responde a una "alarma social" a la que "hay que poner freno"

El Ministerio del Interior va a poner en marcha el 1 de enero un plan para combatir las pandillas de jóvenes que, cada vez con más frecuencia, actúan de forma violenta en las zonas de ocio que frecuentan los adolescentes durante los fines de semana. Interior asegura que esas bandas organizadas suman ya más de 2.000 pandilleros, entre grupos latinos (sobre todo), de ultraderecha y de ultraizquierda. Algunas están tan organizadas que incluso cobran una cuota mensual a sus miembros para sufragar gastos de abogado en caso de ser detenidos.

La evidente presencia en las calles de las grandes ciudades -especialmente Madrid, Barcelona y las urbes de la costa mediterránea- de las bandas latinas, sumada a la ya conocida de los ultras de izquierda y derecha, ha provocado "una preocupación creciente" a la que "hay que poner freno", dijo ayer el ministro del Interior, José Antonio Alonso, durante la presentación del plan. Los jóvenes encuadrados en pandillas latinas (Ñetas, Latin Kings, Los Santos, Lion Black y Latin Queen, son las más conocidas), grupos de ultraderecha (neonazis y otros) o de ultraizquierda (de Sharps a Red Skins) se han convertido en una amenaza en los lugares de ocio de los adolescentes, especialmente durante los fines de semana y en las vacaciones escolares. En la mayoría de los casos se enfrentan entre sí, pero implican a todo el que se acerca a su alrededor.

Los incidentes violentos e incluso los asesinatos -como el de un joven en el barrio madrileño de Villaverde, que murió apuñalado en un parque el 2 de mayo- han generado operaciones policiales que han supuesto la detención de 300 pandilleros y la identificación de más de 2.000 miembros de estas bandas, entre ellos, 15 jefes o reyes latinos.

Interior trata de "hacer frente al aumento de altercados entre bandas juveniles con alto grado de organización y con uso de armas prohibidas que se ha producido en los últimos meses". El objetivo es "evitar que la espiral de violencia se desarrolle e instale en España". Según Interior, "en España el problema es similar al de los países de nuestro entorno" y "no es un problema de primera magnitud". Es decir, nada que ver con casos como el de Guatemala, donde Mara Salvatrucha, considerada la banda juvenil más poderosa del planeta, llegó a asaltar una prisión con fusiles y granadas, dejando 14 muertos de su panda rival, la Mara 18. Ese nivel está aún lejos de España. Pero este mismo año, por ejemplo, ha habido violentas peleas en Alicante entre Lion Black y Latin Kings "en parques e institutos, para mostrar su supremacía territorial en la localidad". Un total de 56 pandilleros fueron detenidos el mes pasado esa ciudad.

El plan se lanzará en dos fases. Durante el mes de enero del año que entra comenzará a desplegarse el dispositivo, que se centrará fundamentalmente en el acopio de información sobre esos grupos. En ese periodo se elaborará "un mapa de riesgo" de actuación de esas bandas, a fin de que la presencia policial se haga evidente en esos puntos. El ministro insistió que eso no supondrá, en principio, presencia policial en colegios e institutos, aunque se está elaborando otro plan en ese sentido.

La segunda fase llegará hasta el 31 de diciembre de 2007, periodo en el que se ejecutará un catálogo de medidas, que pueden llevar a la expulsión del país en el caso de que se detenga a un pandillero extranjero cuyos papeles no estén en regla. Interior entiende lo de bandas juveniles en sentido amplio, ya que asegura que están formadas por "menores y jóvenes de entre 12 y 32 años".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El dispositivo implicará a la Guardia Civil y al Cuerpo Nacional de Policía, pero también a las policías autonómicas y locales, e incluso a policía de países de Centro y Suramérica.Las fiscalías jugarán un papel trascendental para desvincular de las bandas a los menores que hayan cometido actuaciones delictivas concretas o se encuentren desamparados. Prisiones colaborará en la detección de la creación de bandas entre sus muros.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, ayer en el pleno del Congreso de los Diputados.
El ministro del Interior, José Antonio Alonso, ayer en el pleno del Congreso de los Diputados.ULY MARTÍN

Sobre la firma

Jorge A. Rodríguez

Es redactor jefe de Última Hora y de la portada web, y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS