CULTURA

Boomeran(g) crea un sitio de 'blogs' sobre literatura latinoamericana

Es un foro abierto a autores y lectores de habla hispana

Desde finales de noviembre en la nónima de blogs hay un nuevo apellido, El Boomeran(g), dedicado a la literatura latinoamericana. Se trata de una iniciativa de la Oficina del Autor del Grupo Prisa, editor de este diario. "No es una revista literaria. En realidad se trata de un blog de blogs", comenta Basilio Baltasar, su impulsor. El nombre alude a una frase de Carlos Fuentes que en una charla comentó que "después de contemplar la eclosión creativa de los escritores que renovamos los usos de la narrativa en español", aquella osada generación del Boom, "Latinoamérica ya está preparada para la generación Boomeran(g)".

El núcleo del sitio lo mantienen los blogs de cinco corresponsales desde distintas ciudades -Santiago Roncagliolo (Barcelona), Héctor Feliciano (Nueva York), Jorge Volpi (México), Marcelo Figueras (Buenos Aires) y Jean-François Fogel (París)- y el blog de Félix de Azúa. El sitio incluye, además, un repertorio de críticas publicadas en distintos medios sobre novedades editoriales, la crónica de Javier Rioyo, un área donde se pueden saborear por adelantado fragmentos de trabajos literarios en marcha y un foro abierto, además de la sintonía en Internet de una serie de radios latinoamericanas del Grupo Prisa. De hecho los lectores también pueden participar en cada uno de los blogs citados aportando sus comentarios.

Más información
BOOMERAN(G):

Félix de Azúa no tenía ninguna experiencia en este mundo de las bitácoras personales. Lo que más le ha sorprendido son los comentarios de sus lectores. "Es increíble. Además nunca sabes si quien lo firma es quien dice ser. Alguna vez, cuando veo que escribe alguien que conozco, le envío un correo para comprobar que ha sido él. Lo hice, por ejemplo, cuando leí un excelente comentario de Gil Bera sobre los folletines. Era suyo". Para Azúa, lo más divertido de la experiencia es recibir mensajes de todas partes. Lo más penoso: la obligación de escribir cinco días a la semana. "La misma nota que antes tomaba para mi uso personal, es la que ahora cuelgo en la red. No tiene ninguna pretensión informativa, de seguir la actualidad. Son reflexiones sobre el universo de las artes en general, lo que Nietzsche definió como "consideraciones inactuales". El exponer estas notas a la vista de todos en el planeta digital le ha impuesto un cierto pudor. "No tanto porque no vaya a escribir con honestidad. De momento, en estos primeros días, no sabes qué pasa y has de habituarte a la nueva casa."

Azúa es consciente de que escribir para Internet no es lo mismo que hacerlo para un diario o un libro. "Estoy muy acostumbrado a consultar textos en Internet y sé que cuando, por ejemplo, voy a buscar un texto a una universidad norteamericana, si pasa de los dos folios... lo imprimo. En el blog no quiero pasar nunca de los dos folios". Boomeran(g) está pendiente de algunos retoques como permitir la introducción de enlaces. En cualquier caso, Azúa explica su experiencia de estos primeros días como entrar en un ambiente distinto donde ves con sorpresa la enorme vida que hay en el vecindario de los blogs.

Jean François Fogel no es un recién llegado a este mundo. Estuvo cinco años en el equipo de Lemonde.fr que cobija 3.800 blogs de sus lectores. "Además, en lemonde.frhay una serie de bitácoras invitadas. Una de ellas es La República de las Letras, de Pierre Assouline. Trabajé con él cuando empezó. Intenté ayudarlo respetando sus impulsos. Es un blog excelente". A Fogel le interesó la propuesta de Prisa porque es el grupo de referencia en Latinoamérica y porque se trata de hablar con toda la comunidad latinoamericana. Fogel trabaja a partir de tres parámetros: su preocupación literaria, su preocupación por Latinoamérica y el hecho de que vive en París, donde hay una notable comunidad hispanohablante. "Entiendo mi tarea en el blog no como una cobertura informativa, sino como un testimonio".

BOOMERAN(G): www.elboomeran.com

Una prensa sin Gutenberg

Fogel es, con Bruno Patino, autor de un libro publicado en Francia sobre el proceso de destrucción y recreación que supone la Red para las fórmulas periodísticas. Se titula Una prensa sin Gutenberg. "Lo escribimos por el décimo aniversario del sitio digital de Le Monde para explicar qué implica la emergencia de las nuevas tecnologías para el periodismo. No hablamos del papel, pero muchos periodistas creen que sólo existe una alternativa: papel o Internet, que no pueden coexistir ambos". Según Fogel, "en los paises industrializados ha vuelto la crispación de los periodistas del papel" ante los nuevos medios. "Ha vuelto la angustia porque creen que desaparecerán por culpa de Internet. El problema no es la competencia de Internet. Quien no encuentra una información en un determinado sitio digital no baja al quiosco a comprar un diario... busca otro sitio digital. La causa está en un cambio de comportamientos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS