El diálogo de La Habana da esperanza a la paz en Colombia

La primera fase del "diálogo exploratorio" iniciado en La Habana por el Gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) concluyó ayer con perspectivas esperanzadoras. No se podía pedir más de este primer encuentro, ya que fue planeado siempre como una simple "toma de contacto". Después de cinco días de conversaciones, ambas delegaciones firmaron un acuerdo conjunto en el que manifiestan su "interés de avanzar en un proceso que tenga como objetivo central la paz nacional".

La guerrilla, representada por el jefe militar del ELN, Antonio García, y el del Gobierno, por el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, calificaron las reuniones sostenidas de "constructivas", "respetuosas", y "serias", y acordaron reunirse nuevamente a finales de enero en La Habana para considerar "la construcción de la agenda para la negociación" de un futuro proceso de paz.

García y Restrepo ofrecieron conferencias de prensa por separado al terminar la reunión. Se felicitaron por la "altura política" de los contactos y la "flexibilidad" al negociar, y dijeron sentirse "comprometidos" para continuar avanzando por la senda del diálogo. Según el comandante guerrillero, hubo "voluntad de entendimiento" y ambas partes trabajarán por "construir un camino de paz".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS