Un incidente entre la edil de Arganzuela y vecinos obliga a parar el pleno cuatro veces

El pleno del distrito de Arganzuela fue movido ayer. Algunos vecinos del barrio, cansados de la suciedad, interrumpieron el pleno para dejar trozos de árboles talados y alguna bolsa de arena en el suelo como medida simbólica de protesta, según explicó un presente. Este acto fue el detonante de ciertos momentos de "tensión", según explicó Óscar Iglesias, portavoz del PSOE, que acusó a la concejal, Eva Durán, de "suspender constantemente los plenos, no dejar intervenir a los vecinos ni, a veces, a la oposición".

Ante la interrupción del pleno, Durán se enfrentó verbalmente a algunos vecinos. La tensión crecía por momentos, según explicó un presente. También los nervios de Durán, que acabó por pegar un manotazo a una vecina, tirando la bolsa que portaba -y la arena que tenía dentro- al suelo. El pleno fue suspendido. Hasta cuatro veces, según Iglesias.

Una portavoz de la junta explicó que fue la propia Durán quien recogió del suelo la arena y afirmó que los vecinos ni siquiera son del distrito, sino de Carabanchel y Usera. Además, añadió que la junta no es responsable de la limpieza del distrito.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS