Análisis:
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Los repetidores

Los famosos van de programa en programa para estar en el candelero

Cocinar, cantar, bailar, ordeñar vacas o comer gusanos en la selva son peajes por los que tienen que pasar algunos famosos si quieren ser invitados -previo paso por caja- a las fiestas más rutilantes o a los programas con mayor caché. Como en televisión todo va por rachas, ahora lo que toca es la telerrealidad con conocidos, llámese ¡Mira quién baila! (TVE-1), Esta cocina es un infierno (Tele 5) o el intento fallido de ¿Cantas o qué?, que Antena 3 retiró en dos semanas. Las cadenas se disputan modelos sin pasarela, presentadores sin programa, cantantes sin bolos, actores sin papel, deportistas en retirada, toreros caídos del cartel o individuos validados por sus ex para completar las plantillas de los respectivos espacios.

La experiencia debe resultar enriquecedora, cuando muchos repiten. Martín Pareja Obregón, por ejemplo, que se presenta en su currículo como torero, pasó por Gran hermano VIP antes de debutar como rey de la pista en ¡Mira quién baila!. Este concurso destina el premio a fines benéficos, pero abre las puertas a nuevas líneas de negocio. Recién salido de la academia de Anne Igartiburu, Pareja presentaba esta semana en la revista ¡Hola! el piloto de un programa de cocina que prepara a medias con José Campos, otro nacido a la fama por su relación con Carmen Martínez-Bordiu. Prueba de lo que da de sí el amor (o el desamor) la representa otra de las concursantes de MQB, Gema Ruiz, ex ama de casa y ex esposa del ex ministro del PP Francisco Álvarez Cascos. A rebufo del programa de TVE, la joven cordobesa participó esta semana en un desfile de modas.

También probaron y repiten en concursos de televisión el míster España Pablo Martín y el nadador David Meca. Ahora como maestros de baile, y antes, de superviviente en La isla de los famosos el primero, de modélico granjero en Antena 3 el otro. El campeón del mundo de 25 km en aguas abiertas coincidió en el reality show de la cadena privada con otro famoso que ha hecho doblete, Alonso Caparrós (Furor, Menudas estrellas, Factor miedo), que se presentó a la primera edición de ¡Mira quién baila! obligado a "vencer el sentido del ridículo". Compañera en La granja, Arancha Bonete, Miss Playboy TV 2004, no ha podido sacar provecho a su fugaz paso por ¿Cantas o qué?, que cayó de la programación la semana pasada, tras dos entregas.

En realidad, lo rentable no es participar. Aunque cada personaje fija unas tarifas, fuentes del sector cifran en más de 6.000 euros el sueldo base por semana de encierro, nómina que se dispara si la presa es garantía de picos de audiencia. Los complementos salariales llegan por la intervención en programas del ramo, compromisos publicitarios, entrevistas pagadas a personajes del entorno... Con todo, esas mismas fuentes consideran un "auténtico disparate" unas declaraciones en TV-3 de Pilar Rahola, quien aseguró haber recibido una oferta de 600.000 euros que por participar en el primer Gran hermano VIP.

Caso aparte son aquéllos que precisamente nacieron a la fama en concursos de telerrealidad, y que han vuelto al circuito con nombre propio. Después de aprender a cantar en Operación Triunfo, Rosa López y Alex Casademunt han ampliado su currículo con las clases de danza de ¡Mira quién baila!, mientras que los grandes hermanos Ismael Beiro y Sabrina Mahi apostaron por las sensaciones fuertes de La isla de los famosos y Aventura en África.

Gema Ruiz, en <i>¡Mira quién baila!</i>
Gema Ruiz, en <i>¡Mira quién baila!</i>

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS