El club obliga a retirar pancartas

Se esperaba una gran entrada pero el de ayer era un día para los fieles de verdad. Bufandas y gorros sumaron sentido al sentimiento y la grada se llenó de prendas de abrigo y chubasqueros. Lluvia y frío llegaron puntuales a la cita y en el minuto 33 el ambiente se volvió aún más gélido. Los seguidores del fondo sur, obligados por el club a retirar una pancarta en favor de los acusados del asesinato de Aitor Zabaleta, abandonaron sus asientos y retiraron pancartas y banderas.

De ahí al final, con el vacío en el fondo, continuó la fiesta de juego y goles del Atlético.que jugaba contra el Málaga y contra la historia. Catorce años sin ganar seis partidos seguidos son muchos. La última vez que lo había logrado, Luis Aragonés dirigía a los Abel, Schuster, Futre o Donato.

El Málaga tenía en sí mismo el peor rival. Sólo una victoria en 12 partidos es muy poco. "Hay que morir en el Calderón", dijo durante la semana Manolo Hierro. Su equipo quedó herido en el minuto cinco, cuando un error en defensa permitió a Torres adelantar al Atlético. Cinco minutos después el herido empeoraba y otro fallo hacía que Torres aumentara su cuenta.

La grada atlética se sentía extraña. Acostumbrada a sufrir, lo holgado del resultado venía a confirmar la sospecha de que algo ha cambiado en el equipo.

Pepe Murcia, entrenador del Atlético, destacó "las ganas, la intensidad y el trabajo de todo el equipo". Pese a la racha triunfal, el técnico rojiblanco opta por "ir partido a partido, y si ese crecimiento nos puede llevar a Europa, bienvenido sea". Respecto al penalti fallado por Kezman, aseguró que había sido él el que había ordenado que fuera el serbio el que lo tirara.

Fernando Torres, que no marcaba en el Calderón desde el partido ante el Alavés en la jornada quince, aseguró que sería "un error que la euforia se adueñara del vestuario. No tiene sentido ni para nosotros ni para la afición".

Manolo Hierro, técnico del Málaga, aseguró que su equipo había jugado "angustiado y agobiado" y que se lo habían puesto "demasiado fácil" al Atlético. "Estamos muertos, mañana buscaremos soluciones. Si hemos perdido 5-0 es porque somos un desastre". Hierro dijo que frente a la "falta de tensión e intensidad de su equipo, el Atlético se había presentado con mucha confianza, dinamismo y seguridad. Finalizó su intervención afirmando que le había "encantado" el Atlético de Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pedro Zuazua

Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo, máster en Periodismo por la UAM-EL PAÍS y en Recursos Humanos por el IE. En EL PAÍS, pasó por Deportes, Madrid y EL PAÍS SEMANAL. En la actualidad, es director de comunicación del periódico. Fue consejero del Real Oviedo. Es autor del libro En mi casa no entra un gato.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS