El aparcamiento regulado en la capital

La batalla contra los parquímetros llega a Internet

La resistencia contra los parquímetros en los barrios de la periferia de Madrid ha llegado ya a Internet, donde una pareja de vecinos afectados por esta medida ha creado el dominio: www.parquimetrosno.com, que los madrileños han convertido en foro para expresar su rechazo al aparcamiento regulado.

"¡Parquímetros no!" ha sido la vía que dos vecinos de la calle de Fermín Caballero, en el barrio del Pilar, han escogido para expresar su protesta ante los problemas para estacionar que sufren desde que el Ayuntamiento decidió regular el aparcamiento en la zona.

Eva Leyla, una de las autoras de la web, explicó que el Ayuntamiento, "que ha pintando de azul zonas en las que sólo aparcan residentes y ha dejando en verde áreas de servicios", ha hecho un problema de lo que hasta ahora no lo era. Ella y su marido tienen dos coches y se enfrentan ahora a un problema doble.

"Los parquímetros nos han reducido y complicado el espacio para dejar el coche, pero es que, además, nos han obligado a pagar por ello", declaró esta ciudadana, que ha decidido expresar en la red "su indefensión" ante el Consistorio.

En pocos días, "¡Parquímetros no!" se ha convertido en el punto de encuentro de los vecinos para "defender sus derechos" y convocar acciones colectivas de protesta contra la ampliación del Servicio de Estacionamiento Regulado en los barrios que quedan fuera de la M-30 a partir del próximo 1 de marzo.

"No tenemos tiempo para expresar los cientos de opiniones que nos llegan", explicó la autora de la web, que no se esperaba tantos adheridos a la causa contra los parquímetros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las opiniones de los ciudadanos "anti-SER" coinciden en que el objetivo de la ampliación de este servicio es "meramente recaudatorio", así como en el "enfado" porque el Ayuntamiento afirmara en la carta que mandó a los vecinos para informarles de la llegada de los parquímetros que los instalaba "a petición popular".

Los visitantes del sitio web preguntan al alcalde si pretende que lleguen más tarde de las ocho de la tarde y salgan de sus casas antes de la ocho de la mañana para poder "permitirme el lujo de aparcar" en las zonas azules que se han señalizado en calles donde sólo estacionan residentes y le recuerdan, a través de Internet, que "el próximo año debe someterse al examen de las urnas".

La pareja ha comprado el dominio de la página web con dinero de su bolsillo y lo ha registrado en Malasia "por miedo a represalias", dicen.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS