El Guipuzcoano cree que la eventual fusión de las cajas no afectará a su funcionamiento

El presidente del Banco Guipuzcoano, José María Aguirre, considera que una eventual fusión de las cajas vascas, un proyecto en estos momentos congelado, no tendría repercusiones relevantes en el funcionamiento de su entidad, aunque admite que la caja resultante se convertiría en "accionista de referencia" del banco. En la actualidad, la BBK posee el 14,4% del capital del Guipuzcoano y la Kutxa, otro 9,9%.

Con el 25% de las acciones del Guipuzcoano en manos de las cajas, "las cosas seguirían igual" y el banco tendría "la misma independencia" que hoy, pues no podría contar con representación en su Consejo de Administración al tratarse de entidades de la competencia, destaca Aguirre. Asegura que las relaciones con la BBK y la Kutxa son muy buenas, aunque admite que preferiría que la participación de ambas cajas en el banco fuese paritaria. Ninguna gran entidad ha mostrado hasta la fecha su interés en comprar el banco, pese a los insistentes "rumores" al respecto, reconoce su presidente.

Aguirre hizo estas declaraciones en la presentación de la Junta General del banco, celebrada ayer, en la que informó de los resultados del pasado ejercicio. El Guipuzcoano obtuvo un beneficio neto de 46,4 millones de euros, un 16,9% más que en 2004. Los recursos gestionados aumentaron un 18% y los créditos concedidos, un 25%.

Los títulos del banco se han revalorizado un 50% en Bolsa, frente al 11% del Ibex-35. Desde el año 2000, el valor de sus acciones se han multiplicado por tres. Si el 1 de enero de 1996 cotizaba a 3,01 euros, el pasado viernes cerró a 25,75 euros por acción.

El negocio del Guipuzcoano también ha crecido gracias a su actividad inmobiliaria, que en 2005 le reportó un beneficio neto de 3,1 millones. El banco participa en 104 proyectos de edificación -52 de ellos en curso- que totalizan 12.328 viviendas y podrían generar unas ventas totales de 1.447 millones de euros. Este año abrirá 14 oficinas fuera de Euskadi en comunidades donde no está "suficientemente representado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS