Rocío Jurado abandona la clínica

Toda la familia recibió a la artista en su casa de La Moraleja

Una pancarta con la frase "La alegría volvió a la casa" daba la bienvenida a última hora de la tarde de ayer a Rocío Jurado en la puerta de su residencia de La Moraleja, tras abandonar de la clínica Montepríncipe de Madrid.

La cantante, que había recibido el alta médica a las seis y media de la tarde, llegó a su casa dos horas después en un coche oscuro, sentada en el asiento delantero derecho, vestida de color salmón y con una flor en la mano. Según su hermano, Amador Mohedano, los primeros que corrieron a recibirla fueron sus dos hijos más pequeños y sus dos nietos, quienes habían preparado la cariñosa pancarta de bienvenida, que la llenó de alegría. Toda la familia al completo había acudido a recibirla.

Rocío Jurado, enferma de cáncer, se encuentra "tranquila y segura" por volver a su hogar después de casi tres meses de estar ausente y de haber tenido que permanecer hospitalizada en los centros sanitarios de Houston y de Madrid, añadió Amador.

A partir de esta noche habrá dos enfermeras especializadas para atenderla en su dormitorio, donde se ha habilitado todo lo necesario para que siga el tratamiento prescrito por los médicos de la clínica Montepríncipe.

Rocío Jurado llega a su casa de La Moraleja tras abandonar la clínica Montepríncipe.
Rocío Jurado llega a su casa de La Moraleja tras abandonar la clínica Montepríncipe.AGENCIA ENFOQUE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción