María José Campanario, detenida en la operación contra el fraude a la Seguridad Social

El juez deja en libertad provisional con cargos a una médico y a la secretaria de Pacheco

María José Campanario, mujer del torero Jesulín de Ubrique, ha sido detenida por su presunta implicación en la trama de falsificación de informes médicos para la obtención fraudulenta de bajas laborales y pensiones por incapacidad. Hasta el momento hay diez detenidos en la trama desarticulada por la Guardia Civil en la llamada Operación Karlos. Tanto una facultativa arrestada como la secretaria personal del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jerez, Pedro Pacheco, han quedado en libertad provisional con cargos.

María José Campanario ha sido la décima y, hasta ahora, última detenida en la Operación Karlos que dirige la Guardia Civil desde el pasado mes de octubre.

Campanario era arrestada al mediodía de ayer. Desde entonces permaneció en la Comandancia de la Guardia Civil de Jerez hasta que, a las cinco y cuarto de la tarde, pasaba a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de la ciudad, en donde seguía declarando al cierre de esta edición. Según reza en el informe de la Guardia Civil, la mujer del diestro "participa directamente en la trama". Fuentes de la investigación indicaron que Campanario supuestamente habría comprado alguno de estos informes médicos fraudulentos para beneficiar a un allegado.

Además de Campanario hay nueve detenidos más. En concreto, el jefe de una unidad médica de valoración de incapacidades (F. C. P. L); cuatro médicos (L. C. C., M. D. G. R., R. M. M. L, y A. M. G.), una funcionaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), María Dolores G. R; una funcionaria de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez Mari Paz Cañero; un conocido empresario de Ubrique, José Luis López; el ex jefe de la Policía Local de la localidad gaditana de Prado del Rey, Manuel Gómez, y un trabajador que supuestamente también compraba los informes médicos falsos (M. A. F. F.).

Uno de los supuestos implicados en esta operación, el ex jefe de la Policía Local de Ubrique Carlos Carretero fue detenido por la Operación Halcón contra el fraude fiscal por valor de 40 millones de euros.

Los presuntos implicados están acusados de fraudes a la Seguridad Social, falsedad documental, tráfico de influencias y cohecho. Este último delito se le imputa a dos de los detenidos: la funcionaria del SAS y la secretaria personal del primer teniente de Jerez, Pedro Pacheco. Esta funcionaria municipal, Mari Paz Cañero, quedaba ayer en libertad provisional sin fianza tras prestar declaración ante el titular del juzgado, Juan José Parra, quien no advirtió indicios suficientes para decretar ingreso en prisión, algo que tampoco solicitó el fiscal. A pesar de que el magistrado dictara libertad provisional, Cañero sigue acusada de la presunta comisión de los delitos de cohecho, falsedad documental y fraude a la Seguridad Social. Asimismo, en la tarde de ayer también era puesta en libertad provisional sin fianza la facultativa (M.D. G. R.).

Al margen de los detenidos, una veintena de personas declaraban ayer en el juzgado por supuestamente haberse beneficiado de los expedientes médicos falsos con los que obtenían fraudulentas bajas laborales definitivas por incapacidad laboral.

"Bien pillados"

Según la Guardia Civil, los beneficiarios de estos informes, con los que lograban el grado de incapacidad deseado y la posterior pensión de invalidez, abonaban hasta 24.000 euros, cantidad que posteriormente era repartida entre los implicados. En los casos en los que el comprador carecía de dinero, el médico les facilitaba una póliza a través de entidades bancarias, que después eran abonadas al banco una vez concedida la pensión.

En relación con el caso el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, confió en que la operación se salde "contundente y ejemplarmente por parte de la Justicia" y apuntó: "Parece que están bien pillados, que las pruebas son contundentes".

El primer teniente de alcalde de Jerez y secretario general del PSA, Pedro Pacheco, advirtió de que en este caso "ni está implicado el PSA ni la Gerencia de Urbanismo ni Pacheco". "Algunos quieren utilizar el tema políticamente, pero van a salir trasquilados", manifestó.

La alcaldesa de Jerez, la socialista Pilar Sánchez, pidió "prudencia" y "esperar a que la justicia actúe".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción