Los gitanos dicen en el Parlament que siguen discriminados

Los gitanos recordaron ayer, en un acto institucional celebrado en el Parlament con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano, la discriminación que aún sufre el colectivo, y pidieron a los políticos que los tengan en cuenta a la hora de legislar. El presidente del Parlament, Ernest Benach, que hizo su intervención inicial en romaní, expresó el "compromiso del Parlament con el reconocimiento del pueblo gitano y su cultura, y el valor que ésta tiene para la sociedad catalana".

Ernest Benach cree que el "pueblo gitano que vive y trabaja en Cataluña está plenamente integrado en la sociedad" y que ahora el reto es mostrar la "verdadera realidad de los gitanos, lejos de imágenes preconcebidas y prejuicios sociales".

"Queda mucho camino por recorrer en el terreno de la igualdad entre payos y gitanos, justo en las materias que son más importantes para el Estado del bienestar, no sólo para los gitanos, sino para toda la sociedad, como vivienda, trabajo y educación", dijo Benach.

El vicepresidente del Consejo Asesor Gitano, Mariano Fernández, reivindicó que el Parlament "mantenga sus puertas abiertas a los gitanos a la hora de legislar". El presidente de la Agrupación para el Desarrollo de los Gitanos de los Países Catalanes, Ángel Giménez, recordó que el pueblo romaní "continúa siendo uno de los colectivos con mayor índice de discriminación". María Rubia, vocal de las Mujeres Jóvenes de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, destacó el papel de la mujer en la sociedad y reclamó un "esfuerzo para que las normas o los decretos que se hagan desde diferentes parlamentos y gobiernos tengan en cuenta el impacto y la repercusión que pueden tener sobre el pueblo gitano".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción