Reportaje:

España exporta energía limpia

Iberdrola es el primer operador de parques eólicos del mundo y Gamesa, el segundo constructor de molinos de viento

Con el precio del petróleo en máximos históricos y la Unión Europea (UE) pensando en recuperar la opción nuclear para hacer frente a los conflictos y chantajes de los países productores de crudo, España se empieza a consolidar como uno de los líderes mundiales en las llamadas energías limpias y capaces de desarrollar un crecimiento económico sostenible.

Zapatero ha anunciado una inversión de 80 millones de euros en un laboratorio de combustión de carbón en Ponferrada

El desarrollo de las energías alternativas recibía en julio el respaldo de los líderes del G8 reunidos en Escocia como respuesta a los riesgos del cambio climático. En virtud de este consenso, los siete países más ricos del mundo más Rusia se han comprometido a intentar reducir la emisión de gases promoviendo el uso de energías limpias y no contaminantes y que en el año 2050 podrían abastecer 56,42 veces la demanda total de energía de los españoles, de acuerdo con los datos de Greenpeace.

Ésa es también la apuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien en una reciente visita a la comarca leonesa de El Bierzo anunciaba una inversión de 80 millones de euros, en tres años, para la puesta en marcha en Ponferrada de un laboratorio dependiente del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y cuyo objetivo es conseguir un proceso más limpio en la combustión del carbón para la producción de energía eléctrica.

Y es que tras dos décadas de mejora tecnológica que han permitido la disminución de los costes y el aumento de la eficiencia, España se ha consolidado como uno de los tres líderes mundiales en capacidad de producción de energías limpias y con un desarrollo tecnológico que ha llevado a la Secretaría de Estado de Turismo y Comercio a incluir al sector entre las grandes prioridades del nuevo Plan de Internacionalización de la Tecnología, elaborado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) para cambiar el patrón sectorial del comercio exterior español hacia productos de tecnología alta y media-alta, con alto valor añadido.

Dentro de los distintos segmentos que integran las llamadas energías limpias, la energía eólica es hoy el gran motor y escaparate de la imagen tecnológica de España, que se ha consolidado como el segundo productor mundial, con una capacidad instalada de 10.027 megavatios (MW), por detrás de Alemania (16.000 MW) y con proyectos aprobados que incrementan esa capacidad.

El interés por la energía eólica en España comenzó en 1992, produciéndose su despegue en 1997. Ecotecnia fue una de las primeras empresas en instalar un generador de energía eólica en España.

En la actualidad, las empresas españolas, tanto las que construyen molinos de viento como las que operan los parques eólicos, están entre las primeras en el mercado internacional.

Destacan Iberdrola, que es el primer operador de parques eólicos del mundo; Acciona Energía, que ocupa el primer puesto como desarrollador de estos parques, y Gamesa Eólica, que constituye el segundo constructor de molinos de viento.

Líderes mundiales

Al tiempo que atienden la demanda doméstica, dichas empresas también apuestan por el mercado global. Así, por ejemplo, Gamesa Eólica instaló en 2004 un parque eólico en Illinois y recientemente ha abierto la oficina norteamericana en Filadelfia. Asimismo, acaba de vender un paquete de turbinas en China, mercado donde la rápida industrialización mantiene a todas las empresas pendientes de la posible demanda energética que pueda producirse. Por su parte, Iberdrola opera parques eólicos en Europa y América Latina, mientras que Acciona Energía está trabajando en un proyecto industrial en China. Las empresas españolas de energía eólica están presentes en Estados Unidos, Portugal, Francia, Italia, India, Australia, Japón, Cuba y China.

En el segmento de energía solar, España ocupa la cuarta posición europea en potencia fotovoltaica instalada, con 37 MWp, y se consolida el mercado de exportación a Suramérica y África de aplicaciones de esta energía en el ámbito profesional, vivienda y bombeo. Este mercado exterior se está expandiendo actualmente a países del norte de Europa, Japón y Estados Unidos.

La plataforma solar de Almería, propiedad del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), es el mayor centro de ensayo europeo de aplicación industrial de tecnologías relacionadas con la energía solar.

El máximo exponente de la energía solar en España es la empresa Isofoton, creada para implantar, de forma industrial, una tecnología de fabricación de células fotovoltaicas a partir de obleas de silicio. Ofrece soluciones energéticas solares fotovoltaicas (producción de electricidad) y térmicas (producción de agua caliente) y está reconocida como el líder entre los fabricantes europeos y la novena en el mundo.

Mercado internacional

El cumplimiento de los objetivos del protocolo de Kioto y una directiva europea abre nuevas aplicaciones al bioetanol, tanto por la menor generación de emisiones de CO2 como por la disminución de partículas y óxidos de nitrógeno en las emisiones. En este sentido, la mayor planta de bioetanol de Europa se encuentra terminando su fase de construcción en Salamanca.

La empresa española Abengoa Bioenergy es el mayor productor europeo de bioetanol, principal combustible renovable por capacidad de producción y posibilidades de crecimiento. Ostenta toda la participación accionarial de las instalaciones de producción de bioetanol tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea y opera actualmente cinco plantas, en dichos mercados, con una capacidad de producción total de 195 millones de galones.

En el marco del Plan de Internacionalización de la Tecnología, el ICEX ha elaborado un programa para difundir la posición de liderazgo de las empresas españolas de estas energías renovables en el mercado internacional.

Parque eólico de Carnota (A Coruña).
Parque eólico de Carnota (A Coruña).EFE

En el Future House de China

España ha sido seleccionada por el Ministerio de Construcción de China para participar en el proyecto Future House. Se trata de una iniciativa del Gobierno chino dirigida a difundir en ese mercado la utilización de tecnologías punta en las áreas de eficiencia energética, aprovechamiento de energías renovables y medio ambiente. Únicamente ocho países, entre los que además de España figuran Alemania, Suecia, Noruega, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos e Italia, han resultado elegidos. La presentación oficial del proyecto tuvo lugar los pasados días 16 y 17 de febrero en Pekín. España, con el patrocinio del ICEX, participará con un proyecto desarrollado por la Universidad Politécnica de Madrid, que contará también con la colaboración de importantes empresas españolas con interés en el mercado chino. El prototipo de casa española será un modelo autosuficiente alimentado por diversas fuentes de energías renovables: solar, eólica y biocombustible.

La casa permanecerá expuesta durante dos años, en los cuales se podrán realizar nuevas aportaciones técnicas. El objetivo de este proyecto es dar a conocer la oferta española en el sector del diseño, construcción y equipamiento de viviendas bioclimáticas, además de difundir la posibilidad de conciliar las buenas prácticas arquitectónicas con el uso racional de la energía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS