Un concejal protagoniza la primera boda gay en el PP

Los populares gallegos, encabezados por Núñez Feijóo, arropan al edil de Cultura de Ourense en su matrimonio con un empresario

Quién se lo iba a decir a Manuel Fraga cuando, hace apenas unos meses, teorizaba en público sobre el "defecto de un cromosoma" como supuesto origen de la homosexualidad. Tres meses después de que Fraga dejase el liderazgo del PP gallego, los dirigentes regionales de su partido ofrecieron ayer una escena inédita en las filas conservadoras. José Araújo, concejal popular en Ourense protagonizó el primer matrimonio gay de un cargo público del PP en España. La boda la ofició el alcalde, Manuel Cabezas, también del PP, quien se declaró "orgulloso de casar a un amigo". Entre los invitados estaba el sustituto de Fraga como líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo.

Fue una boda con banquete al mediodía para 350 invitados en un pazo próximo a Ourense y luego farra hasta al amanecer. El boato de pamelas y chaqués sorprendió a Núñez Feijóo, quien se presentó sin corbata. Además estaban el presidente del PP de Ourense, José Luis Baltar, y numerosos cargos del partido en la provincia, entre ellos la mayoría de los compañeros de Araújo en el ayuntamiento.

Más información

No faltó la diputada en el Congreso Ana Belén Vázquez, quien, como todo el grupo popular, votó contra la regularización de las bodas entre personas del mismo sexo. Durante la tramitación de la ley, el partido convocó al Senado al psiquiatra Aquilino Polaino, quien aseguró que la homosexualidad es una enfermedad. Varios dirigentes nacionales del PP se manifestaron en Madrid contra el nuevo derecho junto a los obispos y el Foro de la Familia.

También acudieron como invitados a la boda ediles socialistas y nacionalistas y el presidente de la Asociación Nacional de Gays y Lesbianas, Rafael Serrano, encantado con la "trascendencia" de un acto que "rompe la imagen conservadora de Galicia en el resto de España". Serrano señaló la importancia que tiene para su colectivo que un cargo público del PP haya dado este paso y puso el ejemplo del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, un "hombre aperturista" que, según él, no oficia bodas gays porque "está sometido a presiones".

Feijóo acudió con la mayor naturalidad, sensación que trató de transmitir en sus declaraciones. "Yo soy un liberal y estoy a favor de la libertad sexual", afirmó. "Estoy aquí para asistir a la ceremonia en la que un amigo y compañero de partido regulariza su situación afectiva", afirmó Feijóo, quien dijo que la discusión sobre este tipo de asuntos "no debería utilizarse para obtener réditos electorales". Otros dirigentes como José Luis Baltar explicaron que el PP se opuso únicamente al uso del término "matrimonio". "Ahora la ley está aprobada y la respetamos", concluyó. No obstante, el partido ha recurrido los matrimonios homosexuales ante el Tribunal Constitucional.

La boda se celebró en el ayuntamiento, donde antes el alcalde había oficiado tres matrimonios heterosexuales. Una cantante de fados, María do Ceo, interpretó un bolero, Cuando dicen que el amor es pecado, compuesto por un orensano, el humorista Moncho Borrajo. Algunos miembros de la banda municipal de música se presentaron a la puerta del Ayuntamiento, donde interpretaron la marcha nupcial.

Araújo, concejal en Ourense desde 1999, salió del armario en plena campaña autonómica de 2005. Para casi nadie era un secreto su relación con su ya marido, el empresario Nino Crespo, pero Araújo tuvo el coraje de contarlo en una entrevista al diario La Región. Además de revelar su homosexualidad, el edil criticó las posiciones de la Iglesia y de su partido. Ayer Araújo sólo tenía elogios para los dirigentes que decidieron arroparle. Los asistentes al banquete destilaron humor. Cuando ya el vino había corrido lo suficiente, un cántico hizo fortuna en algunas mesas, entre el jolgorio general: "!Esta boda no es de penalti!".

El edil de Cultura de Ourense, José Araújo (a la izquierda), y su cónyuge, Nino Crespo.
El edil de Cultura de Ourense, José Araújo (a la izquierda), y su cónyuge, Nino Crespo.EFE

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción