Reportaje:Ciclismo

"Eufemiano era nuestro médico", dice Jacksche

Jalabert le recuerda a su ex director que las reglas "han cambiado"

En 2005, fue un runrún que recorría cotidianamente el pelotón. En 2006, está más cerca que nunca de convertirse en una certeza: Eufemiano Fuentes, el médico canario detenido el martes junto a otras cuatro personas en una operación de la Guardia Civil contra el dopaje, no era sólo un especialista que preparaba individualmente a diferentes deportistas, sino también el médico del Liberty Seguros, el equipo de Manolo Saiz. Si los documentos hallados por la Guardia Civil en el registro del apartamento de Fuentes avalaban la hipótesis, ayer las palabras del ciclista del Liberty Jorg Jacksche a la agencia alemana DPA la certifican.

"¿Llegó usted a tener contacto con Fuentes, que supuestamente comerciaba a gran escala con sangre manipulada?", le preguntan al ciclista alemán. "Por supuesto he tenido contacto, pero no en el sentido que usted está sugiriendo", responde éste. "El pasado año, Fuentes fue nuestro médico de equipo. Yo le consultaba, como todos los demás corredores, cada vez que me dolía algo". Jacksche añade que es imposible que él aparezca en ninguna de las filmaciones de la Guardia Civil.

Más información
Un podio a la sombra del escándalo
La UCI pondrá a Manolo Saiz ante su comisión antidopaje

Esta declaración de Jacksche podría ser utilizada por las autoridades deportivas en la elaboración de un expediente que podría culminar en la suspensión del director cántabro y en la revocación de la licencia de su equipo por infracción a su código ético.

En este sentido también tendrán valor, aunque más bien simbólico, las declaraciones de Laurent Jalabert publicadas en L'Équipe el sábado. "Tengo ganas de decirle a Manolo, a quien conozco muy bien, que hoy las reglas de juego están bien claras: es una pena que algunos no lo hayan comprendido", dice Jalabert, corredor símbolo del gran ONCE, el orgullo de Saiz, mediados los años 90, con el que ganó la Vuelta del 95. "En un determinado momento, a partir del caso Festina, ha habido un cambio, pero algunos no han cambiado. Las personas inteligentes entendieron ese cambio, pero otros, y parece que son muchos, no. Y cuando salta un caso como éste, me desespero", añade Jalabert, quien precisa que nunca tuvo a Eufemiano Fuentes como médico, ya que en sus nueve años con Saiz el médico era Nicolás Terrados. "Es triste que al equipo le abandone su patrocinador y que, si esto se extiende, gente honrada, que hace bien su trabajo, se quede en la calle, pero, en fin, éste es el precio que hay que pagar para poder salir adelante, para salvar al ciclismo de mañana y que esto no se repita".

Por otra parte, el equipo de Manolo Saiz participará en la Bicicleta Vasca a partir del miércoles con un maillot en blanco y solamente las inscripciones de Wurth, su segundo patrocinador, después de que Liberty cancelara su patrocinio.

Es una solución de transición -que podría incluso ir a peor ya que hoy la empreesa alemana Wurth tenía previsto anunciar si continúa en el equipo-, que no garantiza la continuidad del club. Por eso, Alexander Vinokúrov, el kazajo fichado este año para ser el líder en el Tour, intenta encontrar un patrocinador entre los productores de petróleo de su país. A pesar de eso, la participación en el Tour dependería de la comisión de licencias del ProTour.

"No habrá solución hasta que Manolo abandone el equipo y llegue un director de fuera", dice Manolo Piñera, socio de Saiz en el equipo hasta diciembre pasado. "Pero el problema es que Manolo es también el dueño de la sociedad, y nadie la comprará si no hay un patrocinador".

Laurent Jalabert.
Laurent Jalabert.EFE

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS