El Mundial dispara las ventas de televisores de pantalla plana

Los fabricantes prevén incrementos de entre el 20% y el 100% entre mayo y junio

Los fabricantes de televisores están más pendientes que nunca del fútbol. Sony, Samsung, Toshiba y Sharp, entre otros, se frotan las manos para recoger los frutos del efecto Mundial: las ventas se dispararán como mínimo un 20% entre mayo y junio, una época tradicionalmente fría para el mercado, y algunas marcas esperan doblar la distribución de aparatos este año. Es el primer campeonato que se emite en alta definición.

"Entre mediados de mayo y junio calculamos que las ventas globales del sector crecerán un 20% en España respecto al mismo periodo del año anterior", explica el responsable de electrónica de la patronal Aetic (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones), Edmundo Fernández Puértolas.

Samsung calcula que en 2006 sus ventas de televisores de cristal líquido (LCD) crecerán un 200% respecto a las 110.000 o 125.000 unidades vendidas el año pasado. Aunque las expectativas pueden frustrarse si España no se clasificase para octavos, lo que se desvelará como muy tarde el 23 de junio, explica Pau López Rojo, jefe de producto de la compañía en España. Sony no ha cifrado el impacto del acontecimiento deportivo, aunque considera que "el efecto Mundial y el LCD actuarán como dinamizadores de la reposición de los 25 millones de antiguos televisores de tubo catódicos que existen en España". El mercado de LCD, calcula la compañía, duplicará el número de unidades vendidas, pero la caída del precio (del entorno del 20%) reducirá el aumento del negocio a un 60%. Toshiba, que es patrocinadora del Mundial, sí ha hecho números y calcula que sus ventas se dispararán un 30%.

Son buenas noticias también para la producción, ya que la factoría de Sony en Viladecavalls (Barcelona) y la de Sharp en Sant Cugat del Vallès ven garantizada su carga de trabajo durante todo el año.

El aparato estrella este año será el televisor LCD de 32 pulgadas, según las previsiones de las compañías y de Aetic. La mitad de las ventas ya son de televisores pantalla plana, y de éstas, el cristal líquido gana la batalla de calle al plasma. En 2005, el 26% de los 3,5 millones de unidades vendidas eran aparatos de pantalla plana, pero de éstos sólo el 2% eran de plasma y el resto de LCD.

Escaparate de una tienda de electrónica.
Escaparate de una tienda de electrónica.CONSUELO BAUTISTA

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS